Hodei Martínez, el piloto precoz

MOTOCICLISMO / EL NAVARRO, A SUS 14 AÑOS, ES SEGUNDO EN EL CAMPEONATO INTERAUTONÓMICO DE VELOCIDAD SSP 300, COMPETICIÓN EN LA QUE HA DEBUTADO ESTE AÑO

02.07.2021 | 01:11
El navarro Hodei Martínez, sobre su Kawasaki Ninja 400, durante una carrera. Fotos: Cedidas

Pamplona – El navarro Hodei Martínez (Noáin, 3 de mayo del 2007, 14 años) continúa con su progresión sobre dos ruedas y se encuentra este año compitiendo en Campeonato Interautonómico de Velocidad SSP 300, una competición que comenzó en abril y en la que, tras dos carreras disputadas de las siete que tiene, marcha segundo en la clasificación, a tres puntos del primero, a pesar de ser debutante en la categoría y ser el más joven de la parrilla. Terminó sexto en Los Arcos, primera de las pruebas, y tercero en Jerez, segunda, llegando en esta ocasión a 35 milésimas del primer clasificado y con vuelta rápida de carrera incluída.

Hodei, que el año pasado fue subcampeón de la Copa KTM, es el más joven de una categoría que abarca hasta los 26 años, aunque la mayoría de los chavales tienen entre 15 y 17, cuya próxima cita es la semana que viene, el 3 de julio en Cartagena y que se extenderá hasta el mes de noviembre.

"La progresión es buena, tenemos patrocinadores y gente que nos está ayudando de Kawasaki Madrid, que han hecho una pequeña apuesta por él. Hay que seguir trabajando y lo está haciendo", comenta Sergio Martínez, padre del piloto.

Coincide Javier Mieres, dueño del Mieres Racing, equipo con el que ha corrido Hodei en los últimos tres años: "Para ser nuevo en la categoría, con una moto que también es nueva para él, está muy bien. Al ser pequeñito la moto exige una mayor adaptación, pero lo está haciendo muy bien. Ha evolucionado carrera tras carrera y la evolución es muy buena", explica.

Mieres ve a Hodei "con opciones" de llevarse el campeonato, ya que está "bien situado" y hasta ahora se han disputado los que "posiblemente son los peores circuitos para empezar en la categoría". "El de Navarra es un circuito muy complicado cuando tienes una moto mucho más pesada que el piloto y Jerez es un circuito muy rápido", explica el preparador.

"Antes tenía más problemas para gestionar las carreras y las emociones en ellas, pero ha ido aprendiendo y ahora es muy inteligente en carrera. Es de lo que se trata, de que vaya evaluando y madurando. Al principio vale con ser rápido, pero en los circuitos rápidos también hay que ser listos, porque si no te la pueden jugar. Pero ahora sabe gestionar las carreras muy bien, es un piloto con cerebro", manifiesta.

Un piloto trabajador Su entrenador describe a Hodei como un "piloto trabajador y un ganador nato". "No tiene problemas por entrenar, tanto en lo físico como con la moto. Nunca pone una mala cara por entrenar, al contrario, cuando decimos que se ha acabado puede poner alguna", apunta Mieres.

"Si ves que suma su capacidad, el ser un ganador nato y muy trabajador y la inteligencia, es cuando uno empieza pensar hasta dónde puede llegar, si en el momento dado recibe ayudas claro, porque es algo necesario en este deporte", explica el dueño de Mieres Racing, que no duda en decir que Hodei "tiene don". "Su historial es bastante bueno y su estatura y peso es ideal para un piloto: pequeñito y fuerte".

A día de hoy, además de competir en el CIV SSP300, Hodei está preparando la inscripción para la Red Bull MotoGP Rookies Cup, una competición mundial previa al mundo profesional. En agosto sabrá si le han escogido para hacer las pruebas, que se llevarían a cabo en septiembre o en octubre.

"La idea es que pueda entrar ahí, porque ayudaría mucho a la hora de encontrar patrocinadores o de tener más visibilidad. Sólo que te llamen para hacer las pruebas te pone en el mapa y es la puerta a lo profesional. Él tiene madera, queremos que lo vean, porque igual no entras en el primer año, pero te abre la puerta para volver a estar en las pruebas", explica.

"Evoluciona carrera tras carrera, ha aprendido y ahora es un piloto más inteligente"

Javier Mieres

Dueño del Mieres Racing

noticias de noticiasdenavarra