Se llevan por error un cadáver del tanatorio para hacerle la autopsia

08.02.2020 | 14:14
Imagen de archivo de un coche fúnebre.

santiago de compostela - La familia de María del Río Antelo no solo ha pasado por el dolor de perderla estas Navidades. A cuatro horas de darle sepultura, se llevaron el cadáver del velatorio para hacerle la autopsia, por orden del juzgado. Todo por un certificado de defunción mal cumplimentado. La mujer falleció en la unidad de cuidados paliativos del hospital Gil Casares. El certificado de defunción se expidió sin problemas y se inició el procedimiento habitual para retirar el cuerpo hasta la sala mortuoria. A la mañana siguiente la funeraria pidió el permiso al juzgado pertinente para enterrar a la mujer. En el certificado de defunción se había puesto como causa de la muerte un traumatismo craneoencefálico en lugar de parada cardiorrespiratoria. La familia cree que la confusión se debió a que la mujer meses antes había sufrido un ictus y una caída por lo que estuvo ingresada en el mismo centro hospitalario. Finalmente, el cadáver pudo ser trasladado al tanatorio a tiempo y ser enterrado.