Localizan 3 kilos de cocaína ocultos en la silla de ruedas de una anciana

10.02.2020 | 07:46
Imagen de una silla de ruedas.

COLOMBIA. Una mujer de 81 años fue detenida en el aeropuerto de Antioquía, en Colombia, tras pretender viajar a España con tres kilos de cocaína escondidos en su silla de ruedas. La señora, cuya intención era coger un vuelo con destino Madrid, escondió el cargamento de droga en la estructura que conforma el asiento. Fue la Policía Antinarcóticos quien la detuvo en las propias instalaciones del aeropuerto de la ciudad colombiana. Fuentes del caso aseguraron a medios locales que la mujer viajaba sola y que su intención era reunirse con sus familiares en Europa. Los agentes Antinarcóticos observaron en los controles que la silla presentaba una pintura de color negro reciente y varios accesorios que no eran acordes a la misma. "Es un trabajo muy dispendioso, desarmar una silla de ruedas para cargarla con la droga, muy seguramente detrás del envío está una red criminal muy bien estructurada", manifestó el coronel Giovanny Buitrago Beltrán, comandante de la Policía de Antioquia, según el diario El Tiempo.

La mujer viajaba sola y que su intención era reunirse con sus familiares en Europa. Una vez interceptada la mujer, "se realizó un orificio a una de las varillas con el taladro, encontrando en esta una sustancia pulverulenta de color blanco que cubría las varillas completamente, con un olor fuerte de características similares a sustancia estupefaciente", indicó la Policía en un comunicado. En este sentido, el texto recoge que "de inmediato se procede a realizar prueba de narco test, la cual arroja como resultado preliminar positivo para cocaína". Así mismo, el comandante de la Policía en Antioquia señaló que este caso es el tercero que se registra en el que una red de narcotráfico utiliza señores mayores para el tráfico de drogas. "Ven a las personas de la tercera edad como presas fáciles, y las convencen sobre la base de que la ley tiene algunas prorrogativas por tratarse de personas mayores. Por eso hacemos un llamado a que no se dejen engañar", asegura Buitrago.