Un restaurante de lujo en Nueva York exige a sus clientes un test PCR

20.11.2020 | 00:53
Exterior del restaurante

eeuu – El City Winery es un restaurante de lujo con vistas al río Hudson en Nueva York que acaba de anunciar que, a partir del próximo martes 24 de noviembre y en determinados días de la semana, sus clientes deberán realizarse un test PCR antes de poder sentarse a su mesa. La prueba se la harán allí mismo y del resultado de la misma se decidirá si les permiten pasar y disfrutar de su reserva o no, como informa Fox News. Localizado en el exclusivo Meatpacking District de Nueva York, esta nueva medida implantada en tiempos de pandemia se llevará a cabo martes y miércoles en horario de cena, según el comunicado que puede leerse en la web del local. Especifican los responsables del restaurante que cuando el cliente haga la reserva para esos días en esos horarios se procederá al cobro de 50 dólares (42 euros) para costear el test indicando que "el 100% de esa tarifa va directamente a la empresa de pruebas". A su llegada, al o los comensales se les tomará una muestra con un hisopo y mientras esta es analizada, se les invitará a saborear una copa de vino durante los 10 o 15 minutos de espera. Una vez se tenga el resultado, si este es negativo se podrá pasar para disfrutar de la reserva. Eso sí, dar negativo no exime de cumplir el resto de medidas como la distancia social y el uso de mascarilla. En el caso de resultar positivo, la mesa quedará libre y el test se remitirá a un laboratorio para que confirme el resultado. Desde el restaurante han apuntado también que "todos los empleados de City Winery también se harán esta prueba antes de entrar, asegurando que el 100% de las personas en las instalaciones hayan dado negativo ese día". El restaurante, que se vende como un lugar con "impresionantes vistas del río Hudson desde nuestro espacioso comedor interior socialmente distanciado y nuestro patio al aire libre frente al mar", explica en su comunicado que esta medida engarza con su filosofía de hacer que quienes acudan a ellos se sientas seguros.