Estos son los principales alimentos con propiedades curativas

22.11.2020 | 15:28
Estos son los principales alimentos con propiedades curativas

Cada vez está más claro aquello de que 'Somos lo que comemos'. La alimentación es fundamental para una salud integral y para mejorar nuestros niveles de bienestar porque además de su carácter preventivo, en muchas ocasiones los alimentos tienen propiedades curativas. He aquí unos cuantos ejemplos de alimentos de los que no lo sabemos todo, a pesar de que en muchos casos son más comunes en nuestra dieta

TRÉBOL ROJO PARA LA MENOPAUSIA

El trébol rojo se ha utilizado en la medicina tradicional desde la antigüedad por sus muchos beneficios. Conocido como trébol silvestre, es una planta con flores de color rosa oscuro. Si bien su uso no debe ser considerado como un tratamiento de primera elección debido a su alto contenido de isoflavonas, los extractos de este vegetal resultan útiles para favorecer la sintomatología de la menopausia, que se caracteriza por repentinos sofocos, cambios de humor y dolores corporales. Algunos estudios recientes defienden sus efectos positivos sobre la ansiedad y la depresión que produce esta dolencia en algunas mujeres.

CÚRCUMA PARA PREVENIR EL COLESTEROL ALTO

Cinco recientes estudios clínicos concluyen que la curcumina ayuda a reducir los niveles de colesterol malo (LDL) y de triglicéridos. Este polifenol, que confiere a esta especia su típico color naranja, tiene una acción antiinflamatoria y antioxidante que mejora la situación de esos tipos de grasa en la sangre. Se puede añadir de manera regular a los platos (arroz, pescado, etc) y también a zumos o infusiones.

CAQUIS CONTRA LA DEGENERACIÓN MACULAR

Gracias a su alto contenido en zeaxantina, el caqui, también llamado popularmente palosanto, ayuda a prevenir la degeneración macular, una de las primeras causas de ceguera en personas mayores. Este carotenoide se absorbe en una parte de la retina y forma un pigmento que ayuda a proteger los ojos del deterioro derivado de la luz solar.

LA HARINA DE ARROZ, BUENA PARA TENER UNA PIEL MÁS FINA Y SIN MANCHAS

La mascarilla exfoliante que se prepara mezclando media taza de harina de arroz con un cuarto de taza de azúcar, cuatro cucharadas de miel y unas gotas de aceite de coco ayuda a retirar las células muertas de la piel al mismo tiempo que atenúa las manchas del sol. Si necesitas dar algo más de textura al preparado, no dudes en añadir medio yogur a la mezcla. Este lácteo contiene mucho ácido láctico, un exfoliante de tipo enzimático ideal en casos de piel sensible.

CON ESPINO AMARILLO, EQUINÁCEA Y PRÓPOLIS SUBEN LAS DEFENSAS

Las bayas de espino amarillo tienen más vitamina C que el propio limón. Los complementos alimenticios que combinan este recurso herbal con equinácea, própolis y grosellero negro contribuyen a aumentar la capacidad de defensas del organismo frente a las infecciones (resfriados, gripe, etc€) y a acelerar la recuperación tras una convalecencia. Ideal en caso de astenia, estrés o debilidad física.

EL SEITÁN AYUDA A QUEMAR GRASAS

Este preparado de gluten de trigo sustituto de la carne en dietas vegetarianas o veganas destaca por su importante aporte proteico, siendo ideal para acelerar el metabolismo y quemar grasas. Su contenido en potasio lo hace muy recomendable en caso de calambres o tirones musculares.

HARINA DE SOJA PARA UN CORAZÓN FUERTE Y SANO

Los granos enteros de soja molidos se convierten en esta harina rica de ácido fólico, que ayuda a reducir los niveles altos de homocistoína y colesterol, relacionados con un mayor riesgo de sufrir accidentes cardiovasculares. Así que añádela a tus recetas favoritas y mantendrás un corazón en plena forma.

COMER CARACOLES SUBE LAS DEFENSAS

Se consumen desde la época romana y contienen numerosas propiedades nutricionales, entre las que destaca su contenido en vitamina E, ya que 100 gramos de caracoles cubren el 33% de las necesidades diarias de este nutriente en una persona adulta. Este tipo de vitamina refuerza nuestro sistema inmune ante virus y bacterias.

LAS ALMENDRAS FORTALECEN HUESOS Y DIENTES

>Este delicioso fruto seco es muy rico en fósforo y magnesio, minerales que nos ayudan a tener unos dientes y huesos fuertes. Además, el calcio que contienen las almendras resulta muy eficaz para la osteoporosis.

ALIMENTACIÓN Y DOLOR DE CABEZA

Muchas son las informaciones que apuntan a que algunos alimentos están relacionados con las migrañas. Los especialistas aseguran que las aminas del queso, el glutamato de muchos platos asiáticos, la cafeína, los nitratos de la carne o los ácidos grasos de los frutos secos son sustancias todas ellas que desempeñan un papel importante en el metabolismo cerebral, así que cuidado con ellos.

RAZONES PARA COMENZAR EL DÍA CON ZUMO DE GRANADA

Esta fruta, que se puede encontrar durante todo el año pero que vive ahora su mayor época de esplendor, es muy aconsejable para todo el mundo por diferentes motivos. Para empezar porque es un poderoso antioxidante gracias a los polifenoles, antocianinas y taninos que aporta al organismo. Asimismo, se recomienda en dietas de adelgazamiento, ya que contiene muchos nutrientes y muy pocas calorías.

AGUACATE, LA FRUTA DE MODA

Considerada por muchos un superalimento por su elevado número de vitaminas y nutrientes, ha conquistado los paladares más exigentes con su sabor, textura y versatilidad en la cocina. Para saber si está maduro a la hora de consumirlo, coloca el aguacate sobre la palma de la mano y presiona suavemente con los dedos. Si la piel no cede nada, aún no está maduro. Se pueden guardar enteros en la nevera. Si aún no están maduros, déjalos a temperatura ambiente, y si ya los has cortado, cubre sus mitades con zumo de limón o de lima para que no se oxiden y envuélvelas con papel film para sellarlas herméticamente. Una de las preparaciones más típicas y socorridas del aguacate es la salsa guacamole, pero además se consume en ensaladas, en tartar, en zumos, helados, batidos, untado en tostas de pan, y por su textura untuosa puede sustituir a la mantequilla y la margarina en todo tipo de recetas.

CARBOHIDRATOS Y CORAZÓN

Las personas con colesterol alto lo que deben evitar son los carbohidratos y no las grasas saturadas. Durante mucho tiempo diferentes organizaciones del corazón han sugerido a los pacientes con hipercolesterolemia que eviten comer alimentos de origen animal (carne, huevo y queso). Sin embargo, tras estudiar las pautas dietéticas para estos pacientes, los investigadores aseguran que no han encontrado justificación para que los profesionales sanitarios recomienden una dieta baja en grasas saturadas. Por tanto, señalan que seguir una dieta baja en carbohidratos es más eficaz contra los problemas del corazón.

¿POR QUÉ NO DEBEN FALTAR LAS SARDINAS EN TU DIETA?

Ya sean frescas o en conserva, las sardinas no solo son sabrosas, fáciles de cocinar y asequibles para el bolsillo, sino que, además, son fantásticas para nuestro organismo. Y es que este pequeño pescado azul es muy rico en ácidos grasos Omega 3 y 6, esenciales para retrasar el envejecimiento de las células. Asimismo, contienen excelentes niveles de vitamina B6 y B12. La primera se encarga de proteger el corazón y la segunda es fundamental para las embarazadas.

EL TÉ NEGRO CUIDA NUESTRAS ARTERIAS

Esta variedad de té encierra numerosas propiedades muy beneficiosas para la salud. Una de las principales es que se trata de un potente vasodilatador que ayuda a mantener sanas las arterias, mejora la irrigación sanguínea, abre las vías circulatorias y reduce el colesterol, por lo que tomarlo con moderación puede prevenir accidentes cardiovasculares.

EL ORÉGANO, UN GRAN ANTISÉPTICO NATURAL

Con la llegada del frío mantén tu despensa bien surtida de esta planta que presenta una gran versatilidad terapéutica, ya que se le atribuyen propiedades antisépticas, antibacterianas y antifúngicas, entre otras. Esto te será muy útil en época de catarros y gripes, ya que tomarte una infusión con hojas de orégano resulta muy beneficioso para combatir las afecciones del aparato respiratorio eliminando el exceso de mucosidad de la zona.

LOS MEJORES ALIMENTOS CONTRA LA MIGRAÑA

Si el dolor de cabeza es una molestia constante en tu día a día, prueba a incluir alimentos como el bonito del Norte, las acelgas, los espárragos, el pavo, la yema de huevo, las avellanas, el cacao y las naranjas en tu dieta habitual. Su contenido en nutrientes como las vitaminas B12 y D o minerales como el zinc, el manganeso o el hierro ayuda a prevenir la aparición de cefaleas e incluso de migrañas. Sus efectos no son inmediatos, pero sí se aprecian a largo plazo, así que conviene ser persistente.