Las Atabey viven, de nuevo, un trágico final y se colocan al borde la extinción

El equipo verde no deja de perder pruebas y con solo cuatro integrantes, se encuentra al borde de la extinción

10.05.2022 | 08:22
Los tres equipos en el juego de inmunidad.

Una semana más, el juego de inmunidad, en esta ocasión la tirolina, ha estado reñido entre los equipos azul y rojo, pero las verdes no se han acercado ni de lejos a la victoria. 

Al comienzo de la nueva entrega, Julian ya avisaba a las Atabey de que se encontraban en serio peligro, estaban a solo una eliminación de la temida extinción. 

El drama del equipo verde, sin embargo, no terminó en el juego de inmunidad, las cinco integrantes, junto a los capitanes, vivieron una asamblea tan tensa como emotiva



Nahia, la capitana, no pudo evitar estallar contra los conductores del concurso, Julian y David, destacando su costumbre de recriminarle que es una mala capitana, por lo que quiso presentarse voluntaria para abandonar la aventura a cambio de un saco de comida para el resto. 

Las Atabey le impidieron seguir adelante con sus intenciones y le recordaron que la prefieren a ella que a la comida, y las cinco le dedicaron bonitas palabras a su capitana, pero tras el emotivo momento volvió la tensión, llegaba el momento de entregar el temido collar a una de ellas. 

Los Corocote decidieron poner en la cuerda floja a Camino, mientras l as Atabey clavaron las lanzas de forma muy repartida, aunque finalmente fue Terete quién recibió el collar, por ser la más debilitada del grupo, y en el campamento, l os capitanes decidieron mandar a Aini a la prueba con la intención de ganar, puesto que consideran a la conquistadora la más completa del equipo. 

En el campamento Yocachu, los capitanes, Andrea y Atutxa, dudaron entre Iker y Peña a la hora de enviar a uno de los miembros a la prueba de eliminación, finalmente Iker fue el elegido al presentarse voluntario



CAMINO, DICE ADIÓS A LA AVENTURA


El duelo de eliminación fue de lo más original en esta ocasión. Los participantes debían seguir, con los ojos vendados, el sonido de una campana para encontrar a David. 

Los duelistas fueron Iker, Terete y Camino, y el primero en identificar que el sonido venía de las alturas fue el Yocachu y ganó la prueba condenando a las Atabey a la extinción, por lo que solo quedaba saber cuál de las dos verdes continuaría en la aventura. 



Terete llegó en segundo lugar, dejando a Camino, una de las participantes más positivas de la edición, diciendo adiós al concurso y protagonizando un final lleno de lágrimas con Terete, que estuvo a punto de sacrificarse por su compañera, pero David fue muy conciso, si no cogía el banderín, ambas serían eliminadas, por lo que tuvo que cogerlo y solo pudo despedir a Camino entre abrazos y besos en un amargo final para las verdes.   



noticias de noticiasdenavarra