Conservación y aprovechamiento de nuestros bosques

El bosque cuenta con un nuevo cliente, el energético, capaz de aprovechar los recursos residuales de actuaciones selvícolas y aprovechamientos madereros. Una gestión forestal sostenible permitirá mejorar la economía local y el desarrollo rural

29.04.2020 | 18:09
Alfredo Martínez, responsbale técnico comercial de Naparpellet; Fermín Olabe, director del Servicio Forestal y Cinegético de Gobierno de Navarra; Ana Áriz, técnica de Lursarea; Juan Miguel Villarroel, gerente de Foresna; y Jorge Herrero, director de proyectos de Avebiom.
Con motivo del Día Internacional de los Bosques, DIARIO DE NOTICIAS reunió en el Hotel Alma de Pamplona a cinco profesionales del sector forestal para debatir sobre la importancia de una gestión sostenible y de los recursos naturales que contribuyen al desarrollo socioeconómico, ambiental y cultural de nuestra Comunidad. En la mesa, Fermín Olabe, director del Servicio Forestal y Cinegético del departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente del Gobierno de Navarra; Juan Miguel Villarroel, gerente de la Asociación Forestal de Navarra (Foresna); Ana Áriz, técnica de Lursarea; Jorge Herrero, director de Proyectos en la Asociación Española de Valorización Energética de Biomasa (Avebiom) y Alfredo Martínez, responsable técnico comercial de la empresa navarra Naparpellet, compartieron diferentes impresiones sobre la sostenibilidad de nuestros bosques, una de las regiones europeas con mayor superficie forestal. El 64% del territorio es forestal y, de esa superficie, 450.000 hectáreas están cubiertas por árboles, siendo el resto matorrales o pastizales. El 80% de estos bosques son autóctonos y en los últimos 20 años la superficie arbolada en Navarra se ha incrementado en un 24%. Asimismo, el 60 % de los montes navarros pertenecen a las entidades locales, el 30% a propietarios privados y el resto al Gobierno de Navarra.
"El aprovechamiento sostenible permite gestionar masas abandonadas, reducir riesgo de incendios y adaptarnos al cambio climático". J.M Villarroel
Estos datos son un pequeño ejemplo del valor que tienen los bosques para la sociedad navarra como parte inherente de la cultura, tradiciones y formas de vida. Por ello, Juan Miguel Villarroel destacó que " resulta imprescindible realizar una gestión sostenible de los bosques para garantizar la persistencia de los mismos". Existen diversos instrumentos, como los proyectos de ordenación, "que permiten a los propietarios planificar y programar adecuadamente los trabajos a realizar en sus montes, para que se pueda obtener una rentabilidad de los mismos a la vez que garantizan la regeneración", indicó Fermín Olabe.

En este sentido, hay varias entidades internacionales que certifican que la gestión realizada se ha hecho siguiendo unos criterios de sostenibilidad, y esto se acredita otorgando un sello, tanto a las superficies forestales como a los productos obtenidos como resultado de un proceso industrial en el que la madera procede de bosques gestionados de forma sostenible. Las dos entidades con mayor reconocimiento a nivel europeo y que son las que certifican en España son FSC y PEFC.

"El bosque es un motor local que hay que saber aprovechar porque ofrece magníficas oportunidades". Fermín Olabe
Los aprovechamientos forestales de madera y biomasa están directamente relacionados con la evolución hacia un nuevo modelo de desarrollo económico, a una economía verde, que genera prosperidad a la par que conserva el estado y la salud de los ecosistemas naturales y se conforma como una alternativa para el medio rural. Sobre este hilo, el director general de Foresna, Juan Miguel Villarroel, expuso "la necesidad de trabajar los montes", dado que una falta de gestión y aprovechamiento " provoca un exceso de residuos forestales, favoreciendo la vulnerabilidad ante plagas, enfermedades, fenómenos meteorológicos extremos y, sobre todo, incendios forestales, además de desperdiciarse un recurso valioso para el desarrollo rural e industrial y para el sector de las energías renovables". Pero recordó, que "el aprovechamiento no solo se limita a la madera, sino que también incluye otros elementos como la micología, la caza, los pastos...".

Por su parte, Alfredo Martínez indicó que "es necesario abordar este problema desde la educación con una Formación Profesional específica en montes, ya que no hay profesionales que se quieran dedicar a esto por la dureza y el riesgo que conlleva". En esa línea, en el encuentro el director de servicio forestal y cinegético del Gobierno Foral señaló que "Navarra ha hecho una gestión sostenible de sus montes, aunque hay una gran superficie de bosques en la comunidad que está infrautilizada". Y a lo que Villarroel añadió que "existe una falta de relevo generacional" y un desconocimiento por parte de la sociedad sobre los beneficios y servicios que percibe de los bosques. "Hay todavía una sección de la población que ignora que los montes contribuyen a mitigar el cambio climático, además de ser un elemento importante para el desarrollo rural".

"Para satisfacer la demanda de biomasa tenemos que empezar por respetar toda la cadena de valor". Ana Áriz
No obstante, Jorge Herrero indicó que "en la actualidad, hablar de aprovechamiento de la madera todavía está asociado a una tala indiscriminada de árboles, cuando es todo lo contrario. Ayuda a la regeneración de los bosques, y evita la deforestación, siempre bajo un marco jurídico". Porque "para que el aprovechamiento de la biomasa de los bosques sea sostenible, se requiere que la tala de la madera se haga de una forma selectiva, respetando los tiempos de los árboles y cumpliendo los periodos de recuperación de la vegetación", incidió Alfredo Martínez de Naparpellet. En resumen, los cinco ponentes coincidieron en resaltar la importancia que tiene el sector en sensibilizar a la ciudadanía sobre la gestión forestal sostenible "educando sobre esta materia desde la infancia, dado que es un bien común, de nuestro territorio, que forma parte de todos nosotros".
"La falta de relevo generacional dedicada al monte debe abordarse desde la FP". Alfredo Martínez

Marco de actuación Estrategia de desarrollo sostenible


La Comunidad Foral ha desarrollado la Agenda Forestal de Navarra 2019-2023 que "surge como respuesta a una necesidad de actualización estratégica de la política forestal en Navarra y sus instrumentos de planificación", apuntó Olabe durante la mesa de debate. El documento se sustenta en cinco ejes: gobernanza forestal, cambio climático y riesgos naturales; fomento del sector forestal; conservación de la biodiversidad e innovación y conocimiento. El director de Servicio Forestal añadió que "el fomento del aprovechamiento sostenible y la puesta en valor de los recursos forestales supone ventajas socioeconómicas, tanto de ingresos a los propietarios como de generación de puestos de trabajo a nivel local, algo imprescindible en el marco de las estrategias para evitar el despoblamiento rural, y medioambientales posibilitando la persistencia de los sistemas forestales y el uso de productos renovables, además de reducir otros costes de extinción de incendios y gestión de riesgos naturales".

" Los productos forestales locales ofrecen máyores garantías que otros combustibles fosiles". Jorge Herrero
De esta manera, la nueva Agenda Forestal "influye positivamente en el empleo local, el consumo de materiales renovables y en mejorar las condiciones medioambientales de Navarra". También, Olabe recalcó que el 60% de los bosques navarros están certificados en gestión forestal sostenible, "lo que implica que todos aquellos productos procedentes de los mismos tienen garantía de sostenibilidad". Los presentes en la jornada resaltaron, a su vez, en que "los bosques y la gestión forestal son claves en la sostenibilidad del medio; del agua, el suelo y la biodiversidad". Todos tienen claro que "el bosque necesita industrias y consumidores responsables para mitigar los aspectos negativos".