Las alternativas al rechazo de Westminster

May tiene ahora tres días hábiles para arrancar más concesiones a la UE

08.02.2020 | 15:09
Protesta de partidarios de un segundo referéndum.

Bruselas - El Plan B sería la vía to be continued. Es decir, May tendría que regresar a Bruselas para renegociar más concesiones. El problema de este punto llegó la semana pasada, cuando la Cámara de los Comunes aprobó una enmienda que solo da a la primera ministra tres días para arrancar más concesiones a sus homólogos comunitarios antes del 21 de enero. Este escenario tendría sentido si la derrota hubiera sido reducida, y no por unos cientos votos como sucedió. No obstante, la UE ya hizo un guiño a May a través de una carta conjunta firmada por Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión, y Donald Tusk, presidente del Consejo, clarificando su compromiso para evitar el backstop.

Se retrasa el 'Brexit' La idea de que el Reino Unido no dejase de ser un Estado miembro de pleno derecho el 29 de marzo comenzó a cobrar fuerza este fin de semana. Algunas informaciones recogían que la Unión Europea estaría barajando la posibilidad de aplazar la fecha para este hito del proyecto comunitario hasta al menos julio con el objetivo de dar más tiempo de maniobra a la líder tory.

Para ello Londres necesitaría solicitarlo y los Veintisiete países del bloque aceptarlo por unanimidad. No obstante, Margaritis Schinas, portavoz de la Comisión Europea, descartó en la rueda de prensa diaria este escenario. Este punto crea controversia también porque los británicos deberían entonces (y al ser todavía miembros de pleno derecho) votar a sus eurodiputados en las elecciones europeas de mayo.

Segundo referéndum Es el deseo de muchos dentro del Reino Unido: tener una segunda oportunidad para votar sobre la permanencia del país en la UE. No está claro, en el caso de que se llegase a plantear, qué se votaría: podría tener que elegirse entre el acuerdo de May y abandonar la UE sin acuerdo; votar entre esas dos opciones ya mencionadas y permanecer en la UE o incluso escoger entre el acuerdo de May y permanecer en la UE. No se descarta ya alguna otra opción inesperada. Todo está abierto, y no se sabe con exactitud quién apoyaría este segundo referéndum: buena parte de la bancada laborista le da su bendición, aunque su líder Jeremy Corbyn de momento ha rechazado pedirlo, a pesar de la presión dentro de sus filas. Los liberal-demócratas apoyarían devolver la pelota a los británicos, pero con la opción de una casilla para votar poder seguir en la UE. Incluso algunos conservadores podrían estar a favor de volver a las urnas.

Eurodiputados laboristas han pedido a Corbyn que defienda un segundo referéndum para intentar la permanencia del Reino Unido dentro del territorio comunitario.

Dimisión de May Un resultado negativo muy contundente del Plan B podría llevar a la dimisión de May como primera ministra. Una abultada derrota no solo significaría que no tiene el apoyo de otros grupos, sino que una buena parte de su propio grupo, el tory también está en contra de su gran obra política. Aunque la resistencia que ha venido demostrando la primera ministra tras todos los obstáculos que ha ido superando invita a pensar que May podría aguantar sea cual sea el resultado. - Aquí Europa