La UE crea un grupo de contacto con América Latina para Venezuela

Con un mandato de 90 días comenzará su labor con una reunión a nivel ministerial la próxima semana

08.02.2020 | 17:16
La responsable de la diplomacia de la UE, Federica Mogherini.

Bucarest - La UE anunció ayer jueves la creación de un grupo de contacto entre países europeos y latinoamericanos, con un mandato inicial de 90 días, con el fin de "acompañar a Venezuela" hacia una salida pacífica y democrática a la crisis, mediante la celebración de elecciones presidenciales. La responsable de política exterior de la UE, Federica Mogherini, dijo en Bucarest, al margen de una reunión informal de ministros de Exteriores europeos, que el objetivo es "promover el entendimiento y la actuación común entre actores internacionales claves sobre la situación en Venezuela". El grupo estará formado por la UE, así como por varios de sus países miembros, como Francia, Reino Unido, Alemania, Portugal, España, Holanda, Italia y Suecia, mientras que en la parte latinoamericana están Ecuador, Costa Rica, Uruguay y Bolivia, además de otros Estados que serán anunciados en los próximos días. Según Mogherini, el primer encuentro, a nivel ministerial y en América Latina, se celebrará probablemente la semana próxima.

"Veo una posición muy unida entre los países miembros", aseguró la responsable de política exterior y seguridad de la UE, tras destacar el apoyo europeo al presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó. "El grupo (de contacto) tiene un mandato claro y con diferentes fases, con un marco claro, porque los resultados serán revisados tras 90 días, y el (mandato) será terminado si no hay progresos", advirtió Mogherini. "El grupo ayudará a construir confianza y crear las condiciones necesarias para un proceso creíble en línea con la Constitución de Venezuela, con el objetivo de que los venezolanos determinen su propio futuro con nuevas elecciones, con todas las garantías", aseguró la funcionaria comunitaria.

"Ni mediación, ni diálogo" Al mismo tiempo, Mogherini subrayó que no se trata de "abrir un proceso formal de mediación o diálogo, sino de apoyar una dinámica política, que el grupo puede acompañar y consolidar". "Personalmente, creo que asumimos un riesgo, los elementos no son muy alentadores, pero hay un movimiento democrático, comentó la jefa de la diplomacia.

Indicó que, además, la UE no descarta la imposición de más sanciones a Caracas, si bien nunca se dirigirían contra la población venezolana, sino contra personas concretas consideradas responsables como, por ejemplo, "del uso de violencia para reprimir manifestaciones". Al mismo tiempo, "la UE está lista para aumentar la ayuda humanitaria a Venezuela y países vecinos", que se sumaría a los "50 millones" que ya está "suministrado", destacó.

En este contexto, resaltó que las oficinas de la UE en Caracas están preparadas "para organizar y coordinar la ayuda humanitaria" en la medida en que se les permita hacerlo, "ya que de momento hay problemas de acceso para entregarla".

Con respecto al reconocimiento de Guaidó como presidente interino de Venezuela, un paso que dio ayer el Parlamento Europeo, Mogherini resaltó que no es un asunto comunitario, sino de competencia nacional, como lo prueba la situación de Kosovo, cuya soberanía reconoce la mayoría de los socios, pero no todos, España entre ellos. En cuanto al mandato de 90 días para el grupo de trabajo, precisó que no está relacionado con una fecha para el objetivo declarado de que "tan pronto sea posible se celebren elecciones libres y democráticas, con garantías internacionales", señaló. - Efe