Guaidó exigirá a los militares el ingreso de ayuda humanitaria

Afirma que los opositores acudirán el sábado a los cuarteles a pedir que desbloqueen la frontera

08.02.2020 | 20:31

caracas - El jefe del Parlamento de Venezuela, Juan Guaidó, quien se proclamó presidente encargado, dijo ayer que los opositores acudirán el próximo sábado a los cuarteles militares para exigir a los soldados que permitan el ingreso de las ayudas que se almacenan en las fronteras del país.

"Nos vamos a concentrar en los cuarteles de manera pacífica (pero) muy contundente", dijo Guaidó durante una reunión con transportistas en el acomodado municipio caraqueño de Chacao (este). "Iremos a cada uno de esos puestos a exigir ayuda humanitaria", añadió.

Guaidó no adelantó si viajará el sábado a alguno de los puntos de frontera por donde la oposición pretende ingresar las ayudas, pero aseveró que estará "en la calle. Lo hemos dicho, todos a la calle de nuevo", indicó.

La oposición venezolana asegura que el país atraviesa una "emergencia humanitaria compleja", y ha pedido donaciones a la comunidad internacional que prevé ingresar este sábado pese a la negativa del Gobierno de Nicolás Maduro, que las rechaza.

El gobernante aseguró que las ayudas son un "regalo podrido" que porta el "veneno de la humillación", pese a que reconoce las dificultades que atraviesa la nación sudamericana.

bloqueo del puente tienditas Maduro dijo que no permitirá el ingreso de las ayudas y bloqueó hace días el acceso por el puente Tienditas, una moderna infraestructura que une Venezuela con Colombia y que el antichavismo aspiraba usar.

Ante ello, Guaidó reiteró ayer su llamado a las Fuerzas Armadas, a las que pidió permitir el ingreso de las donaciones y ponerse del "lado de la Constitución".

"Señores de las Fuerzas Armadas, tienen 3 días para ponerse del lado de la Constitución para seguir una orden del presidente encargado de la república", señaló.

Además, reveló que la oposición intentará ingresar las ayudas "por tierra y por mar", este última vía a través de Puerto Cabello, en el céntrico estado de Carabobo.

La crisis venezolana se acentuó en enero pasado, cuando Maduro juró un nuevo mandato de 6 años cuya legitimidad no reconocen la oposición y parte de la comunidad internacional, y Guaidó se proclamó luego como "presidente encargado". - Efe