Leopoldo López y Juan Guaidó elevan el tono bélico del conflicto en Venezuela

Los líderes opositores no descartan una acción militar y hablan de “amenaza de guerra”

09.02.2020 | 07:04
El presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, en la rueda de prensa de este viernes.

Los líderes opositores no descartan una acción militar y hablan de “amenaza de guerra”.

MADRID - El autoproclamado "presidente encargado" de Venezuela, Juan Guaidó, advirtió ayer al Gobierno de Nicolás Maduro de que, si sus fuerzas de seguridad intentan entrar en la residencia del embajador español en Caracas para detener al líder opositor Leopoldo López, "sería una amenaza de guerra" a España, así como una violación de la Convención de Viena, que regula las relaciones diplomáticas y consulares.

Sobre la presencia de López en la residencia del embajador español, donde está en condición de "huésped", reconoció que en las misiones diplomáticas "hay reglas" y "normas" que respetar, además de "ser cortés". Asimismo, agradeció el gesto, no solo diplomático, sino de humanidad, respecto a la advertencia que lanzó horas antes el ministro de Exteriores español desde Beirut, donde está de viaje oficial. Josep Borrell anunció que se limitará la actividad política de López porque "España no va a permitir que su Embajada se convierta en centro de activismo político" por parte de nadie.

El mandatario interino recordó que hay otros opositores en una "situación similar" a la de López, al tiempo que ha dado las gracias a Panamá y Colombia por acoger a "muchos militares".

"Estamos tratando de que sea lo más factible posible para la tranquilidad de muchos otros que están en situación de asilo", zanjó. Según Borrell, se le ha dejado claro a Arreaza, su homólogo venezolano, que López no va a ser entregado a la Justicia venezolana, sino que será considerado invitado en la Embajada española, lo que implicará limitar su actividad política, "de acuerdo con las normas internacionales". El motivo es que el Tribunal Supremo venezolano emitió el jueves una orden de busca y captura contra López por violar su arresto domiciliario, tras ser liberado el martes por militares fieles a Guaidó.

entrevista a lópez Por su parte, López explicó en una entrevista a la agencia Efe que la intervención militar en Venezuela es una opción que sigue presente entre la oposición a Nicolás Maduro, porque es una alternativa legal que contempla la Constitución. "Espero que no tengamos que llegar a ese punto, pero no lo descartamos, porque es constitucional, porque la libertad es la condición para todo lo demás", señaló el líder opositor, para el que no se van a solucionar los problemas del país hasta que se "conquiste la libertad".

Aseguró que "no hay nada que impida utilizar las herramientas legales constitucionales para intentar lograr la libertad, porque la libertad en Venezuela se mide con muertes", ya que "cada día que pasa es un día en el que mueren niños por desnutrición, personas en hospitales, por la inseguridad". Acerca del apoyo con el que cuenta la oposición entre los militares, subrayó que gran parte de los uniformados de la Fuerza Armada están al lado de la causa opositora.

Consideró que la barrera más importante a derribar en estos momento era "el miedo", que cree, comenzó a caer el martes -"un día en que había que mandar un mensaje contundente, claro, de adhesión de funcionarios activos con capacidad de ejecutar acciones"- cuando lideró un levantamiento militar junto a Juan Guaidó, reconocido por medio centenar de países como presidente interino. "Ahora, ¿qué tenemos que derribar? El miedo. ¿Qué comenzó el 30 de abril? Comenzamos a derrumbar de una manera contundente el temor de los hombres y mujeres de la Fuerza Armada para que tomen las decisiones de actuar", agregó.

Pese a no descartar una intervención militar internacional, insistió que "tiene que ser un proceso pacífico que no recurra a la violencia pero tiene que contar con la fuerza del pueblo y de los militares".

"Hoy Maduro no puede confiar ni en quien le sirve el café. Él sabe que su propio entorno quiere que él salga, sabe que su propio entorno está en conversaciones con nosotros en todos los niveles, y él sabe que tiene que simular que tiene control", reiteró López.

En su opinión, "el quiebre" del Gobierno de Maduro "va a continuar", así como la presión internacional. Y esos elementos, junto a la presión popular, "van a continuar en simultáneo apuntalando cuando llegue el momento en el que se pueda ya cesar la usurpación". - Efe/E.P.