Johnson logra clausurar el Parlamento para evitar el veto a un ‘brexit’ duro

La suspensión de la cámara durante cinco semanas limita el tiempo para tramitar iniciativas contra la salida de la UE

10.02.2020 | 01:31
Un hombre con careta del primer ministro, en una protesta con el cartel 'Descanse en paz la democracia británica'.

La suspensión de la cámara cinco semanas limita el tiempo para tramitar iniciativas contra la salida de la UE.

pamplona - El primer ministro británico, Boris Johnson, provocó ayer un seísmo político en Reino Unido tras anunciar su idea de suspender de forma temporal el Parlamento. Una polémico decisión que recibió la aprobación de la reina Isabel II, a pesar de que todo apunta a una estrategia de Johnson para entorpecer los planes de la oposición -y parte de los suyos- para evitar una salida sin acuerdo de la UE. En un momento incierto para la política nacional, el líder tory ha dado un paso decisivo para asegurarse su deseado brexit duro, y lo hace solo un día después de que los grupos opositores anunciasen su intención de actuar en su contra.

La Cámara de los Comunes quedará cerrada desde la segunda semana de septiembre hasta el 14 de octubre, cuando se llevará a cabo la ceremonia de apertura de la nueva legislatura, el llamado "Discurso de la reina". Tras la petición de Johnson, el Consejo Privado de la soberana británica anunció por la tarde que cumplirá con la solicitud del Gobierno y prorrogará las sesiones del Parlamento "no antes del lunes 9 de septiembre y no más tarde del jueves 12 de septiembre". Las cámaras cesarán su actividad durante unas cinco semanas, en lugar de las tres semanas de receso que estaban previstas entre esas fechas para facilitar las conferencias de los partidos británicos.

En su misiva enviada a los parlamentarios, Johnson explicó sus intenciones e insistió en que dispondrán de un "margen amplio" para poder debatir el brexit antes de la celebración del Consejo Europeo del 17 y 18 de octubre, que resultará clave para este país. El político aseguró que es "totalmente incierto" que tras su anuncio se esconda una segunda intención de atar las manos de los detractores del no deal ("no pacto") y ha defendido que obedece a la intención de su Gobierno de "sacar adelante una ambiciosa y valiente agenda legislativa" sobre la que podrán votar en octubre. En ella, agregó, lograr un posible acuerdo de brexit con Bruselas será uno de los "temas centrales" y "prioritarios". "Tengo la intención de sacar adelante una nueva, ambiciosa y valiente agenda legislativa para la renovación de nuestro país tras el brexit", notificó.

Tras el anuncio, el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, reaccionó afirmando que "escuchar a los parlamentos siempre es bueno para la democracia" y por esa razón "es mejor dejarlos abiertos". Un debate por el que también pujan algunos miembros del ala moderada del Partido Conservador de Johnson, que criticaron el plan de su líder.

su amigo trump Después la complicidad mostrada entre Donald Trump y Boris Johnson en la cumbre del G7 no es de extrañar que el magnate estadounidense no tardase en apoyar la decisión de su amigo británico. "Sería muy difícil para Jeremy Corbyn, el líder del Partido Laborista británico, buscar una moción de censura contra el nuevo primer ministro Boris Johnson, especialmente porque Boris es exactamente lo que el Reino Unido estaba buscando y demostrará ser 'genial'", escribió Trump en su cuenta de Twitter. - D.N.

economía

la libra esterlina, afectada

La decisión de Johnson hace caer la economía. La decisión del Gobierno británico disparó ayer la volatilidad de la libra esterlina, que se desplomó poco después del anuncio, aunque recuperó después algo de terreno. La divisa británica llegó a perder un 0,89% respecto al euro durante el primer tramo de la jornada, hasta 1,0977 euros, aunque repuntó por la tarde hasta 1,1029 euros, un 0,49% por debajo de su cotización antes del anuncio del primer ministro británico, el conservador Boris Johnson. Respecto al dólar estadounidense, la libra perdió un 0,59% al término del día, hasta 1,2215 dólares.

claves

¿ES LEGAL CERRAR EL PARLAMENTO?

El mecanismo parlamentario activado es algo habitual, pero el momento de ponerlo en marcha y la inusual duración del receso lo hacen sospechoso. Expertos consideran que la reina Isabel II estaba obligada a cumplir con el mandato del Ejecutivo. Otros creen, con todo, que la decisión puede ser revertida en los tribunales.

¿CUÁNTO TIEMPO ESTARÁ CERRADO?

El Parlamento cerrará sus puertas en la segunda semana de septiembre -entre el día 9 y el 12-, para reabrir el 14 de octubre, unos 25 días laborables. En la práctica, se perderán entre tres y ocho sesiones.

¿SE PUEDE EVITAR TODAVÍA UN 'BREXIT' DURO?

Moción de censura. El líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, puede presentar una moción de censura contra Johnson tras regresar a la vida política en la Cámara de los Comunes. Para que prospere, sería necesario el voto de algunos diputados conservadores rebeldes contra su propio primer ministro. El conservador Dominic Grieve, ha sugerido que él podría situarse entre los diputados rebeldes. Si la moción de censura prosperara, se abriría un nuevo abanico de posibilidades, entre ellas un Gobierno liderado por Corbyn, un Ejecutivo de unidad entre partidos de la oposición o bien la convocatoria de elecciones.

Legislación en contra. La otra opción con la que cuentan los diputados es forzar la tramitación de una ley que obligue al Gobierno a pedir a Bruselas una extensión del 'brexit' más allá del 31 de octubre o bien que bloquee directamente la posibilidad de romper los lazos con Bruselas si no hay un acuerdo previo. Esa vía es compleja y requiere de la cooperación del presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, que ya ha dado señales de que estaría dispuesto a facilitarlo.

¿HASTA DÓNDE ESTÁ DISPUESTO A LLEGAR JOHNSON?

El primer ministro asegura que romperá los lazos con la UE el 31 de octubre haya o no llegado a un acuerdo. En el calendario de Downing Street está marcada en rojo la fecha del 17 de octubre, la próxima reunión del Consejo Europeo. Johnson querría firmar entonces un nuevo acuerdo que elimine la controvertida cláusula sobre Irlanda del Norte y pueda ser ratificado por el Parlamento.