Trump amenaza a Irán y asegura que está “cargado y listo” para responder

Arabia Saudí acusa a Teherán de estar tras los ataques a sus refinerías y a la economía mundial

10.02.2020 | 03:29
Una de las refinerías de Aramco situada al sur de Arabia Saudí.

Washington - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que está "cargado y listo" para responder al ataque contra refinerías saudíes y dijo que, aunque cree saber quién es el "culpable", está esperando la respuesta de Riad para saber cómo proceder. "El suministro de petróleo de Arabia Saudí fue atacado. Hay razones para pensar que sabemos el culpable, estamos cargados y listos, pendientes de verificación, pero estamos esperando a oír del reino sobre quién creen que fue la causa de este ataque, ¡y bajo qué términos procederíamos!", manifestó Trump en Twitter.

En su mensaje usó el término locked and loaded (en español, cargado y listo) que suele usarse en ámbitos militares para decir que un arma está cargada. Esta es la respuesta más dura de Trump a lo ocurrido el sábado en Arabia Saudí, donde dos refinerías de la petrolera estatal Aramco, clave para el abastecimiento mundial de crudo, fueron atacadas con diez drones, causando una reducción de cerca del 50% de su producción. Trump no especificó quién cree que es el responsable de los ataques.

La ofensiva fue reivindicada por los rebeldes hutíes yemeníes, apoyados por Irán; pero, el sábado, el secretario de Estado, Mike Pompeo, responsabilizó directamente a la República Islámica y aseguró que no hay "evidencias" que sugieran que los ataques procedían del Yemen.

Las autoridades saudíes están investigando el ataque y todavía no han señalado a un culpable; mientras que el Gobierno iraní negó cualquier implicación en los ataques.

Trump siguió ayer sin descartar la posibilidad de una reunión con su homólogo iraní, Hasan Rohaní, una cita que podría darse a finales de mes en la Asamblea General de la ONU en Nueva York. Al respecto, el mandatario se limitó a cargar contra la cobertura mediática que ha recibido esa posibilidad: "Los medios de comunicación falsos están diciendo que estoy dispuesto a reunirme con Irán, sin condiciones. Esa declaración es falsa (¡cómo de costumbre!)"

Asimismo, Trump intentó usar Twitter, donde tiene 63 millones de seguidores, para calmar a los mercados. Este domingo, el barril de crudo Brent se negoció a 70,98 dólares por barril en los mercados a futuro de Nueva York un aumento del 18% con respecto al cierre del viernes, cuando era de 60,15 dólares.

las reservas de EEUU Justo en el momento en que se daba a conocer ese aumento, Trump anunció que había autorizado la liberación de reservas de petróleo del país para que, si es necesario, garanticen el suministro mundial, impactado por los recientes ataques contra refinerías saudíes. Actualmente, Estados Unidos tiene guardados 630 millones de barriles de petróleo para casos de emergencia en unas enormes cavernas subterráneas en la costa del Golfo de México. El objetivo de esa reserva, creada tras la crisis del petróleo de 1973, es evitar que una hipotética falta de crudo desemboque en una dramática escalada de precios y consecuencias nefastas para la economía estadounidense.

Por su parte, el primer ministro iraquí, Adel Abdelmahdi, trasladó en una conversación telefónica al secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, que Irak no permite que su territorio sea utilizado contra países vecinos, después de que surgieran especulaciones sobre el origen del ataque contra suelo saudí. "La misión de Irak es (...) evitar el peligro de la escalada y prohibir el uso de su territorio contra cualquier país vecino hermano o amigo", aseveró Abdelmahdi, informó ayer su oficina de comunicación. Durante su conversación ambos hablaron del ataque del sábado contra dos refinerías de la petrolera estatal saudí Aramco y sus posturas en la crisis regional, al tiempo que acordaron cooperar con el intercambio de información, agregó la fuente.

El dirigente iraquí insistió en que su país está intentado mediar en la resolución de la situación derivada del ataque y alejar el "fantasma de la guerra" de Irak y Oriente Medio.

Riad culpa a Teherán El portavoz de la coalición árabe suní liderada por Arabia Saudí, Turki al Malki, aseguró ayer que, según las investigaciones preliminares, los ataques del sábado contra dos plantas de la petrolera saudí Aramco no fueron lanzados desde el Yemen, tal y como los rebeldes hutíes lo reivindicaron. "Como información preliminar, el ataque no ha sido lanzado desde territorio yemení, tal y como habían reivindicado los hutíes, ya que estos son instrumentos en las manos de la Guardia Revolucionaria iraní para llevar a cabo la agenda de Irán", afirmó el portavoz en una rueda de prensa en Riad.

"Las investigaciones con las entidades competentes siguen en marcha, pero las evidencias e indicios apuntan a que son armas iraníes", dijo, al acusar a Teherán de estar detrás del ataque, al que tildó de "cobarde acto terrorista". Al Malki no dio más detalles sobre estos ataques aclarando que los resultados definitivos "se anunciarán en cuanto terminen las investigaciones y estas armas se expondrán ante la prensa". "Estamos trabajando para precisar el lugar de lanzamiento de la operación", señaló, y añadió que estos ataques no han tenido como objetivo solamente "la economía saudí, sino la seguridad económica mundial". - Efe

Crisis

Amenaza. Los rebeldes hutíes del Yemen advirtieron ayer de que pueden lanzar "en cualquier momento" más ataques como el del pasado sábado contra refinerías de la petrolera saudí Aramco y han pedido a los ciudadanos extranjeros que se retiren de sus plantas si no quieren verse involucrados en ellos.

Mercados. El Kremlin alertó ayer de las consecuencias negativas para los mercados energéticos de los ataques con drones contra instalaciones de la petrolera saudí Aramco, pero pidió a la comunidad internacional que no tome medidas apresuradas que puedan desestabilizar más la situación. "Llamamos a todos los países regionales y no regionales a que no tomen medidas o conclusiones apresuradas que solo puedan agravar la desestabilización", señaló el Kremlin.

Venezuela. El Gobierno venezolano manifestó su rechazo a "las acciones violentas" contra la petrolera estatal Aramco en Arabia Saudí y alertó sobre los efectos que podría tener sobre la economía mundial la escalada de la tensión en Medio Oriente. Venezuela es, junto a Arabia Saudí, uno de los socios fundadores de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).