Alemania, Francia, Italia y Malta firman un pacto migratorio

El acuerdo, que busca gestionar los flujos migratorios en el Mediterráneo, ha sido rechazado por España al verse excluida

10.02.2020 | 04:17
De i a d: los ministros de Interior Christophe Castaner, de Francia, y Luciana Lamorgese, de Italia; el comisario europeo Dimitris Avramopoulos y el maltés Michael Farrugia.

Roma - Los ministros del Interior de Alemania, Francia, Italia y Malta acordaron ayer en La Valeta una solución para gestionar los flujos migratorios del Mediterráneo central, un pacto que rechaza España por abarcar solo a esa zona y que expondrán a todos los países europeos el 8 de octubre en Luxemburgo. "Hemos llegado a un acuerdo para un documento común que será debatido en la reunión de los ministros de Asuntos Internos de Luxemburgo el 8 de octubre", afirmó el ministro del Interior de Malta, Michael Farrugia, en una rueda de prensa conjunta.

Los ministros de los cuatro países mencionados se reunieron en La Valeta, bajo la presidencia finlandesa de la Unión Europea (UE) y con la participación también del comisario europeo de Inmigración, Dimitris Avramópulos. El acuerdo al que llegaron es un primer borrador que será presentado al resto de países europeos con el objetivo de que se sumen a esta iniciativa y que la UE en su conjunto dé una respuesta común a los flujos migratorios, de momento, del Mediterráneo central. Su contenido no fue comunicado y el documento no será publicado hasta que sea entregado y leído por el resto de países socios, explicaron fuentes del Gobierno de Malta.

Las mismas fuentes indicaron que el acuerdo servirá para dar una solución a los migrantes que sean rescatados por cualquier barco, incluidos los de las ONG y también de los guardacostas de Italia y Malta, en este área del Mediterráneo. El ministro francés de Interior, Christophe Castaner, indicó que "es un primer paso de cuatro países, dos que reciben migrantes y otros dos que están comprometidos con la necesidad de dar una solución" a la inmigración, aunque la intención es "movilizar en los próximos días al mayor número de países europeos" posible. "Trabajamos en un reglamento temporal para una zona reducida, el Mediterráneo central, y deseamos una reforma más ambiciosa en la cuestión de derecho de asilo en Europa, una reforma más ambiciosa que nos permita ayudar a Grecia, Chipre y España", sostuvo.

sostenibilidad Avramópulos consideró que el sistema de reubicación que se ha practicado hasta ahora, el de reubicar a los migrantes rescatados en barcos de ONG a países europeos bajo la coordinación de la Comisión Europea y tras días o semanas de espera en el mar, "simplemente no es sostenible".

Apuntó a la necesidad de que los países socios afronten de forma conjunta la gestión de los flujos migratorios para que se impulse un mecanismo común que alivie a "los Estados miembros bajo presión en las rutas migratorias en el Mediterráneo". "Es la única solución válida en el medio plazo", añadió. Italia acudió a la cita con la nueva ministra del Interior, Luciana Lamorgese, que ha sustituido al ultraderechista Matteo Salvini tras la crisis de Gobierno y que reiteró que "quienes llegan a Malta e Italia llegan a Europa" y por lo tanto todos los países europeos deben hacerse cargo de los migrantes que llegan a sus costas, y no solo estos dos países.

El ministro del Interior español, Fernando Grande-Marlaska, afirmó en Roma, tras la reunión que mantuvo con su homóloga italiana, que la política migratoria debe ser común en toda la UE y rechazó un sistema que reubique a migrantes rescatados solo en el Mediterráneo central. - Efe