Alertas sobre la ultraderecha alemana tras el ataque antisemita

La Justicia confirma que el ataque contra la sinoga fue instigado por la extrema derecha parlamentaria

10.02.2020 | 06:41

Berlín - La Justicia alemana confirmó ayer como "acto de terror ultraderechista" el ataque antisemita registrado el día anterior en el este del país, una acción cuyo autor material es un alemán de 27 años y tras el que se ve a la extrema derecha parlamentaria como "instigadora intelectual".

No cabe duda de que la intención de Stephan Balliet era "causar una masacre" en la sinagoga de Halle, explicó el Fiscal general, Peter Frank. En el auto llevaba cuatro kilos de explosivos, portaba varias armas largas y un artefacto explosivo de fabricación casera.

Evitó lo que hubiera podido ser una matanza que no lograse acceder al templo, pese a disparar hasta veinte veces a la puerta. Tras fracasar en su objetivo mató a una mujer, así como un cliente de un local de comida rápida turca, en cuyo interior disparó indiscriminadamente, también para causar el máximo número de muertes posible, prosiguió el fiscal.

Retransmisión en directo Que su propósito era, además, "incitar a otras personas" a cometer masacres parecidas y que su ataque tuviera una "dimensión global" lo demuestra, relató Frank, el manifiesto que dejó escrito y que llevase una cámara de vídeo sobre el casco, a través de la cual transmitió su ataque en directo durante 35 minutos.

A Ballie, quien fue detenido el miércoles casi dos horas después, le imputa la Fiscalía dos asesinatos y otros nueve cargos de intento de asesinato.

El terrorismo ultraderechista y su "afinidad hacia las armas" están entre "las mayores amenazas a las que nos enfrentamos", apuntó el ministro del Interior, Horst Seehofer, en una conferencia de prensa.

"La comunidad judía estuvo ayer a punto de sufrir "una masacre de dimensiones nunca vistas en la Alemania de hoy", reconoció el ministro. "La Alemania de hoy sigue y seguirá ligada al compromiso del "nunca más" marcado tras la derrota del nazismo, en 1945", enfatizó.

Mientras Schuster recriminaba al titular de Interior y a las autoridades locales que, precisamente en Alemania y precisamente en Yom Kipur - "día de ayuno y oración", recordó - no hubiera una patrulla protegiendo la sinagoga, sobre Seehofer caían las preguntas sobre el creciente antisemitismo en el país. - Efe