Una estampida causa al menos 56 muertos en el entierro de Soleimaní

Escenas de caos y pánico acompañan la despedida en su ciudad natal del general asesinado por EEUU

08.01.2020 | 06:15

teherán - Al menos 56 personas murieron en una estampida ayer durante el funeral en la ciudad de Kerman del comandante Qasem Soleimaní, cuyo asesinato por Estados Unidos llevó al Parlamento iraní a designar al Pentágono grupo terrorista.

La tragedia, cuyas causas exactas se desconocen, se produjo cuando cientos de miles de personas daban su último adiós al comandante de la Fuerza Quds, originario de Kerman, en el sur de Irán.

El director general de la Organización de Medicina Forense de Kerman, Abas Amian, informó de que están identificando a las 56 víctimas mortales y que los decesos fueron por asfixia, según la agencia Tasnim. Los vídeos que circulan en las redes sociales muestran situaciones de caos y pánico y personas tendidas en el suelo pisoteadas a las que otros ciudadanos intentan reanimar aplicando primeros auxilios.

Mujeres, hombres, ancianos y niños se encuentran entre las víctimas de la estampida en Kerman, cuyos hospitales están en máxima alerta. Los heridos superan, además, los dos centenares.

La multitud se congregó en la plaza Azadí y sus alrededores para recibir el féretro de Soleimaní, quien iba a ser enterrado en el cementerio de Kerman en una sección donde ya descansan otras personas consideradas mártires por la República Islámica.

El entierro del comandante fue retrasado a causa de la estampida, según el comité organizador de las exequias, que pidió a la población que abandone gradualmente la zona para evitar más desgracias. - Efe