Canadá quiere limitar la posesión de armas tras la masacre del fin de semana

Las limitaciones se impondrían a la posesión de armas y la prohibición total a la venta de 'armas de asalto' o semiautomáticas

22.04.2020 | 21:52
Flores en recuerdo de las víctimas

El Gobierno canadiense está considerando limitar la tenencia de armas de fuego después de que un hombre armado matase durante el fin de semana a al menos 22 personas en una zona rural del país, en el peor tiroteo en la historia moderna de Canadá.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, declaró este miércoles durante una rueda de prensa que el Gobierno "está considerando presentar las nuevas medidas de control de armas" en el Parlamento, que de hecho estaban preparadas para ser presentadas antes de que el estallido de la crisis del COVID-19 obligase a la paralización de gran parte de la actividad legislativa.

Trudeau recordó que durante la campaña electoral de octubre de 2019 el Partido Liberal incluyó en su programa limitaciones a la posesión de armas y la prohibición total a la venta de "armas de asalto", término que se refiere a armas semiautomáticas.

"No tienen sentido en nuestro país ni en nuestras comunidades, y por eso presentaremos legislación para prohibirlas", declaró.

El primer ministro canadiense sugirió que propondrá a los partidos con representación parlamentaria aprobar las medidas de control de armas "de forma más rápida"

La Policía todavía no ha informado sobre el tipo de armas que fueron utilizadas en Nueva Escocia por Gabriel Wortman, el supuesto autor de la matanza; un detalle que podría tardar meses en conocerse.

La Policía canadiense todavía no ha revelado el arma usada en agosto de 2018, cuando otro hombre armado asesinó a dos agentes y dos civiles.

La masacre de Nueva Escocia se inició en la noche del pasado sábado, cuando Wortman, un técnico dental de 51 años de edad, atacó por motivos que se desconocen una vivienda en la comunidad de Portapique.

Durante las siguientes 14 horas, Wortman continuó sus ataques en la zona rural hasta que en la mañana del domingo el supuesto autor murió en un enfrentamiento con la Policía.

En 1989, el asesinato de 14 mujeres en la Universidad Politécnica de Montreal a manos de un hombre armado con un rifle espoleó al movimiento de control de armas de fuego en Canadá.

Varias de las supervivientes de la matanza de Montreal, hasta este fin de semana la peor cometida en el país con armas de fuego, se convirtieron en activistas, que en 1995 lograron la aprobación de una ley que limitó la posesión y uso de ese tipo de armamento en Canadá, pero en 2012 el entonces Gobierno conservador eliminó parte de las restricciones.