Los demócratas proponen una ambiciosa ley contra la violencia policial en EE.UU.

La medida de los demócratas es una respuesta a las protestas por la muerte de George Floyd en todo el país. La policía de Los Ángeles dejará de practicar inmovilizaciones por el cuello

09.06.2020 | 08:03
Los demócratas se arrodillan en homenaje a Floyd antes de presentar su proyecto de ley contra la brutalidad policial

La oposición demócrata presentó este lunes un ambicioso proyecto de ley destinado a reformar los departamentos de Policía de EE.UU., que prohibiría las tácticas que causaron la muerte de George Floyd y facilitaría las demandas contra aquellos agentes que hieran o maten injustamente a ciudadanos.

La legislación, impulsada por los congresistas afroamericanos y progresistas del llamado Caucus Negro del Congreso, busca responder a la abrumadora indignación popular que ha desatado el homicidio de Floyd a manos de un policía blanco en Mineápolis (Minesota) en mayo pasado, junto a otros ejemplos recientes de racismo y violencia policial.

"Esta es una propuesta de ley que transformará las cosas. Este es un día importante. El martirio de George Floyd ha generado un cambio en el mundo", dijo la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, durante una rueda de prensa junto a una veintena de congresistas y senadores para presentar el proyecto.

La llamada "ley de justicia en las tácticas policiales" prohibiría que los agentes agarren del cuello para dificultar la respiración a las personas que detengan, una maniobra que acabó con la vida de Floyd y que muchos departamentos policiales del país ya han vetado, pero aún sigue sin regular en parte de EE.UU.

Además, la legislación prohibiría en algunos casos la práctica que permite a los jueces aprobar órdenes de allanamiento de vivienda sin tocar o llamar a la puerta, una táctica que usaron los agentes que mataron a tiros el pasado marzo a la afroamericana Breonna Taylor en Louisville (Kentucky).

El proyecto de ley también definiría formalmente como ilegales aquellas tácticas de agentes del orden que impliquen discriminación racial, y establecería una base de datos nacional para seguir la pista a cualquier conducta policial negligente.

La legislación está escrita teniendo en cuenta que "los abusos policiales impactan a muchas comunidades diferentes", no solo a los afroamericanos sino "también a los latinos, los estadounidenses de origen asiático o los nativos estadounidenses", explicó la presidenta del Caucus Negro, la congresista Karen Bass.

SIN "QUITAR FONDOS A LA POLICÍA"

Sin embargo, el proyecto no hace frente a la petición por la que más ha clamado el movimiento "Black Lives Matter" ("Las vidas negras importan") y muchos de los progresistas que se manifiestan estos días EE.UU.: la de "quitar fondos a la Policía", reducir su presupuesto e invertirlo en las comunidades.

Aunque los departamentos de Policía reciben notables fondos federales, su principal presupuesto proviene de los Gobiernos estatales y locales, y se espera que las decisiones de ese tipo se tomen a ese nivel, como hizo este domingo el concejo municipal de Mineápolis al comprometerse a desmantelar el Departamento de Policía de la ciudad.

El presidente estadounidense, Donald Trump, pareció reaccionar al anuncio de los demócratas en un tuit en el que los acusó de "querer quitar fondos y abandonar a nuestra Policía" mientras que él quiere "ley y orden", a pesar de que el proyecto de ley no aborda el tema de la financiación policial.



No obstante, su reacción dejó entrever lo difícil que será convertir en ley el proyecto recién presentado por los demócratas, dado que el Senado está controlado por los republicanos y la propuesta necesitaría la firma de Trump, quien no ha expresado ninguna simpatía por la idea de reformar las tácticas policiales.

Mientras tanto, el jefe de la Policía de Los Ángeles, Michael Moore, y la presidenta de la Comisión de la Policía de Los Ángeles, Eileen Decker, han acordado este lunes que el cuerpo dejará de practicar inmovilizaciones por el cuello, después de la muerte del ciudadano afroamericano George Floyd.

Según un comunicado del Departamento de Policía de la ciudad californiana, se ha introducido una moratoria que estará vigente "hasta el momento en el que la Junta de Comisionados de la Policía pueda realizar una revisión detallada".

Se trata de una moratoria similar a la adoptada por el Departamento del Sheriff del condado de Los Ángeles. "Habrá una moratoria inmediata sobre el uso de la restricción carotídea en todas las situaciones que no alcancen el nivel de fuerza letal", ha indicado la oficina del sheriff en un comunicado recogido por la cadena de televisión CNN. Así, " todo el personal del Departamento del Sheriff del condado de Los Ángeles tiene prohibido el uso de estrangulamientos y restricciones carotídeas realizadas con piernas, rodillas o pies".

Una inmovilización carotídea comprime las arterias del cuello y restringe el flujo de sangre al cerebro, lo que deja a la persona a la que se le practica inconsciente.

Floyd, de 46 años, murió como resultado de "la sumisión, la restricción y la compresión del cuello", según la autopsia oficial, cuando estaba siendo inmovilizado por el agente Derek Chauvin, que le presionó con la rodilla contra el suelo para reducirle. La muerte de Floyd ha desatado una ola de indignación y protestas que se han extendido desde Estados Unidos a varios puntos del planeta.
noticias de noticiasdenavarra