Inquietud en el PP al saberse que también Casado participó en una comida con Villarejo

El almuerzo se celebró antes de las elecciones de 2015, cuando la oscura labor del excomisario ya había salido a la luz

07.02.2020 | 08:27
Inquietud en el PP al saberse que también Casado participó en una comida con Villarejo

pamplona - La preocupación reina en el PP. El presidente del partido, Pablo Casado, participó en un almuerzo junto con el excomisario José Manuel Villarejo antes de las primeras elecciones de 2015, cuando el policía ya había protagonizado numerosas informaciones por su oscura labor.

La comida se celebró en las instalaciones del bufete madrileño Medina Cuadros, cuyos portavoces confirmaron ayer que la comida en que coincidieron el policía, ahora en prisión, y el dirigente conservador tuvo lugar el 3 de marzo de aquel año. En un primer momento, tanto el bufete como el PP adujeron que ignoraban la fecha exacta. El despacho fundado por Manuel Medina solo la facilitó después de que, basándose en el relato de una fuente directa, infolibre publicase que el almuerzo había tenido lugar en vísperas de los segundos comicios de 2015, los de diciembre de 2015, cuando ya se conocía el escándalo de la policía política y el sorprendente patrimonio acumulado por el mando policial durante lustros.

A finales de 2015, Casado ya ocupaba, desde junio, el cargo de vicesecretario de comunicación del PP. Casado fue uno de los personajes que acudió a una de las comidas que Villarejo organizaba con sus amigos empresarios en locales que cerraban para la ocasión, y en las que, según presumía, se hablaba "a calzón quitado.

Fuentes del PP confirmaron a primera hora de la mañana a Público que Casado coincidió en una ocasión con Villarejo. Estas fuentes minimizaron la relevancia del encuentro y aseguraron que Casado no recordaba la cita y ni si habló con el policía, "de quien nadie hablaba entonces", hasta que le leyó la información en los medios y precisaron que en aquel encuentro, además de Casado, había cerca de 40 personas. Para diluir la presencia de su presidente, apuntaron también que se trataba de un foro o conferencia que no fue organizado por Villarejo, en la que también tomaron parte "empresarios, jueces, periodistas y académicos, entre otros".

Los datos recabados de Público indican por el contrario que el número de comensales aquel día fue muy inferior. "En torno a una docena", recuerda una de las fuentes con las que el medio contrastó la información. Más adelante, estás fuentes puntualizaron que ese encuentro fue una conferencia pronunciada por Casado y organizada por el despacho Medina Cuadros Abogados en 2015, "y estaba supuestamente Villarejo". Esta no fue la primera versión del PP, que en ningún caso mencionó que Casado fuera ponente. Además, desde el partido conservador intentaron poner distancia con el caso de Dolores Delgado y subrayaron que en ningún caso el ahora presidente de la formación se ha reunido con el excomisario Villarejo en otros espacios, ni en un círculo más reducido, como sí hizo la ministra de Justicia.

La pauta de esos almuerzos se podría resumir así: a la disertación de un ponente sobre un asunto seguía una fase por completo "distendida" en la que los integrantes de su auditorio charlaban de forma "absolutamente confidencial". Los asistentes eran un restringido y escogidísimo grupo de financieros, políticos, juristas con y sin toga, empresarios y mandos policiales. En alguna ocasión, a aquellos eventos que combinaban lo profesional y lo lúdico se sumó quien durante años fue tenido por la mano derecha de Villarejo, el antiguo comisario de información Enrique García Castaño, El Gordo, imputado por la operación Tándem y que es defendido por el despacho de Baltasar Garzón. - D.N.