Tesorería en positivo por primer año en Navarra desde 2008 al aplicarse de manera plena la reforma fiscal

Los ajustes arrojaron un remanente positivo de tesorería de 359 millones en 2017 - La oposición reitera su rechazo a la reforma del cuatripartito

08.02.2020 | 15:23
Catalán (UPN) y el consejero Aranburu, este jueves en el Parlamento.

El Parlamento navarro aprueba, con los votos en contra de UPN, PSN y PP, las Cuentas Generales de 2017

PAMPLONA. El Gobierno de Navarra cerró el ejercicio de 2017 con remanente positivo de tesorería por primera vez desde el año 2008 y obtuvo unos ingresos por encima de lo que previó inicialmente, precisamente en el ejercicio en el que se aplicó de manera plena la reforma fiscal aprobada por el cuatripartito.

El consejero de Hacienda y Política Financiera, Mikel Aranburu, ha presentado este jueves en el pleno del Parlamento de Navarra el proyecto de ley foral de las Cuentas Generales de Navarra del año 2017, que ha sido aprobado con los votos a favor de Geroa Bai, EH Bildu, Podemos-Orain Bai e Izquierda-Ezerra, mientras que UPN, PSN y PPN han votado en contra.

"Entre los datos más relevantes, porque rompen con la tendencia anterior, está el importe de tesorería de 631 millones de euros al cierre del ejercicio, frente a los 141 millones del año anterior. Los ajustes correspondientes arrojan un remanente positivo de tesorería de 359 millones, remanente positivo por primera vez desde 2008", ha indicado el consejero.

Además, Aranburu ha destacado "el buen comportamiento de los ingresos en 2017". En impuestos directos Navarra recaudó 1.726 millones de euros, 226 millones más que el año anterior. La recaudación en el IRPF aumento en 103 millones y la del Impuesto de Sociedades en 99 millones. En el capítulo de impuestos indirectos, Navarra recaudó 1.932 millones, 225 más.

En total, los ingresos fueron de un 109% respecto de lo previsto en los Presupuestos Generales de Navarra para 2017 y la Comunidad foral registró un superávit de 222 millones de euros.

El parlamentario de Geroa Bai Jokin Castiella ha defendido que los datos presentados por el consejero son posibles por "una política fiscal novedosa o rupturista con la que había en el año 2015". "La dirección que marcábamos en diciembre de 2016 cuando debatíamos los Presupuestos Generales de Navarra se ha cumplido. Algunos decían que iban a traer la hecatombe, que las empresas se iban a ir, y que no iba a haber el nivel de recaudación que se esperaba, nada más lejos de la realidad", ha afirmado.

El parlamentario de UPN Juan Luis Sánchez de Muniáin ha sido muy crítico con esta intervención y ha señalado que la situación fiscal de Navarra es "peor" que la de las comunidades limítrofes. "Hay que decirle cara a cara a las madres del IRPF que se enfrentan a una política innovadora y rupturista, hay que decir a los empresarios emprendedores que tienen que pagar por sus bienes que son unos retrasados fiscalmente, y hay que decir a las personas de rentas medias o bajas a las que se les han subido los tipos que no son innovadores ni rupturistas", ha censurado.

En la misma línea, el portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, ha afirmado que "seguramente esta situación a algunos no les habrá gustado, porque no era la que esperaban que se iba a producir y refleja el trabajo de este Gobierno". "Es el resultado del apoyo político de este Parlamento y nos sentimos satisfechos", ha destacado, si bien ha planteado que se debe trabajar en algunas mejoras, como la reducción de la temporalidad en el empleo de la Administración.

Por parte del grupo Podemos-Orain Bai, Laura Pérez ha expresado un "sí crítico" a las cuentas generales, "en tanto que los elementos fundamentales que denunciamos desde el inicio de la legislatura se siguen manteniendo". "No entendemos el voto en contra de UPN, PSN y PPN porque estas son cuentas en cuestiones tan fundamentales como la deuda y otros agujeros negros que nos han dejado y que nos impiden llevar a cabo otras políticas sociales y económicas", ha indicado.

La parlamentaria del PSN Ainhoa Unzu ha mostrado su "preocupación por la baja ejecución de lo presupuestado en inversiones" y ha subrayado que "para generar riqueza hace falta generar actividad y contribuir a generar las condiciones para que haya actividad, y este Gobierno no lo está haciendo". Además, ha incidido en que parte de la mejora de los ingresos se debe a la reforma fiscal, "a costa de las rentas medias y bajas y de las familias con hijos".

Por parte del PPN, Ana Beltrán ha afirmado también que el Gobierno "ha descuidado las inversiones productivas, lo que le deja en muy mal lugar, porque no ha ido a buscar el crecimiento económico". Además, ha criticado que "realmente lo que ha conllevado subir los impuestos no ha sido revertirlos en el bienestar de los ciudadanos, porque no han mejorado las carreteras, no tenemos la gratuidad de la AP-15 y no han mejorado la atención sanitaria".

Finalmente, el parlamentario de Izquierda-Ezkerra José Miguel Nuin ha defendido que esta legislatura ha servido para la puesta en marcha de "una nueva política presupuestaria y fiscal distinta a la de UPN" y ha destacado que un informe de Comptos sobre las cuentas de 2017 refleja que "la situación financiera de Navarra presenta una clara mejoría y eso es debido a la mejora en la aportación al Estado y a la reforma fiscal". "No son dos elementos caídos del cielo, que vengan por inercia, sino que han llegado como consecuencia de la voluntad política del cuatripartito y del Gobierno", ha señalado.