Podemos se arrepiente y se abre a pactar con Errejón una lista única

IU no ve viable repetir coalición solo con la formación morada, que deja Madrid en manos del exJemad

08.02.2020 | 16:44
Montero y Errejón, en el Congreso de los Diputados.

pamplona - En vísperas del Consejo Ciudadano Estatal de Podemos que abordará la crisis en Madrid, la dirección morada trata de desactivar sus problemas internos y ha dado un giro a su postura inicial al invitar al "partido de Íñigo Errejón" a dialogar antes de las elecciones para unirse a su candidatura con IU. La portavoz en el Congreso, Irene Montero, enmendó ayer la reacción inicial de su partido, que cerró la puerta a una negociación con Errejón después de que éste decidiera concurrir a las elecciones autonómicas con la marca Más Madrid de Manuela Carmena y no la de Podemos.

Montero acusó a Errejón de haber "dinamitado todos los puentes", pero ahora pone por delante su "objetivo prioritario" de evitar que gobiernen los "trillizos reaccionarios" -PP, Cs y Vox- y poder centrarse en las medidas que "permitan mejorar la vida de la gente". "Para eso es necesario reconstruir puentes, cerrar heridas y vamos a estar ahí a pesar de que mucha de nuestra militancia se haya sentido dolida y ofendida", aseguró.

Sin embargo, no hay un cambio total en la estrategia de la dirección, que sigue sin contemplar sumarse a Más Madrid. Por el contrario, es una invitación para que sea Errejón quien se sume al plan de Unidos Podemos de construir una candidatura unitaria. Montero explicó que ya trabajan con IU y otras fuerzas en un proceso participativo y programático para construir esa candidatura única para las autonómicas de mayo, espacio al que invita a Errejón. "Está invitado todo el mundo a los encuentros programáticos" y "después, hay que hablar con todos los actores" y eso "incluye explorar la posibilidad de llegar a un acuerdo con el partido de Errejón", dijo.

Todo eso mientras en Madrid, tras la dimisión del secretario general Ramón Espinar, la dirección ha nombrado una gestora para dirigir el partido, en la que ha incluido al exJemad Julio Rodríguez, pero sin afines a Errejón ni miembros de la corriente Anticapitalistas. Fuentes de Podemos explican que se ha representado "la mayoría política actual en la dirección de Madrid" y que la gestora pilotará los procesos de confluencia y la conformación de la candidatura con la que, si no hay novedades, competirían con Errejón.

nueva marca Antes tienen también que llegar a acuerdos con IU, que hoy por hoy no ve Unidos Podemos como una marca "viable" para presentarse a las elecciones autonómicas y considera que se debe "superar" ese marco, según reconoció el responsable de relaciones políticas en Madrid, Álvaro Aguilera. IU se reunió ayer con la gestora de Podemos dentro de la ronda de conversaciones que ha abierto con las diferentes fuerzas y en la que está previsto que también mantengan ya una reunión con "Más Madrid".

Para Irene Montero, sin embargo, la marca Unidas Podemos sigue siendo su apuesta porque así lo decidieron sus militantes, aunque insiste en que habrá que dialogar con todos. Llamadas al diálogo con las que la dirección parece querer rebajar la preocupación de los líderes autonómicos que el viernes en Toledo pedían "cooperar y no competir", lo que se vio agravado con la dimisión de Ramón Espinar.

Ayer mismo, uno de los organizadores del encuentro de los barones autonómicos, el líder en Castilla-La Mancha, José García Molina, volvió a pedir debate interno y "hacia fuera" porque "no puede ser que Podemos sea una máquina que expulse a la gente". García Molina abogó por "pasar pantalla y pensar soluciones conjuntas y cooperativas", como plantearán los barones mañana en la reunión de su máximo órgano de dirección. Según fuentes de Podemos, el llamamiento de Irene Montero al diálogo va en ese camino e intenta "calmar aguas".

Pese a ello, la número dos de Podemos no cambia de opinión sobre Errejón, a quien pide que sea "consecuente" y, ya que "se ha ido de Podemos y ha fundado otro partido", no acuda a la cita de mañana "por responsabilidad". Montero emplazó a Errejón a "respetar" y "dejar de hacer daño a Podemos": "La condición de posibilidad para que con el nuevo partido de Errejón nos podemos entender es precisamente que nos permita tener nuestros debates de forma tranquila y sobre todo debatir de política" y "que no sea él el centro del debate y podamos fijar nuestros objetivos", dijo.

Errejón no había confirmado ayer si acudirá a la reunión de la dirección. Podemos tampoco corroboró si Pablo Iglesias, de permiso por paternidad, acudirá al encuentro o si tiene previsto intervenir a distancia. - D.N.

las elecciones

El PSOE no se moja con las alianzas

Portavoz a Vox. El coportavoz del Comité Electoral del PSOE, Felipe Sicilia, dejó claro ayer que el PSOE sólo hablará de pactos tras las elecciones y dependiendo de los resultados. Tras la reunión del Comité Electoral, que encabezó el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, Sicilia no quiso anticipar cuál será la política de alianzas del PSOE: "Los pactos que puedan ir ocurriendo los veremos cuando transcurran las elecciones y los resultados". Sí dejó claro que los socialistas "no van a renunciar a principios básicos, ni a pactar con quienes pongan en tela de juicio" cuestiones como la libertad de las mujeres o los homosexuales, en referencia a Vox.