Esparza se borra de la foto con la ultraderecha y envía a Madrid a su número dos

Los regionalistas justifican su presencia en la defensa de la “unidad de España”

08.02.2020 | 18:52
Esparza, en el homenaje a víctimas de ETA.

Pamplona - No quiso Javier Esparza aparecer en la foto de ayer en Madrid junto a la ultraderecha y partidos que abiertamente reclaman recortar el autogobierno foral. El líder de UPN decidió que su partido participara en la convocatoria, pero finalmente decidió enviar a la convocatoria a su secretaria general, Yolanda Ibáñez, y al secretario de Organización, Jorge Esparza. En su lugar, el dirigente regionalista optó por participar en la convocatoria que grupos afines a UPN y la asociación navarra de víctimas de ETA organizaron en la plaza de Baluarte. "Hoy es un día para estar con las víctimas", dijo ayer Javier Esparza.

Para entonces ya se encontraba en primera fila de la manifestación de Madrid la secretaria general de UPN. Allí, ante los medios apostó por un "gran acuerdo" entre constitucionalistas "para evitar el continuo chantaje del mundo separatista. No podemos consentir que el futuro de España esté en manos de los independentistas. Hay que poner a España por delante de los partidos", apuntó Ibáñez, que dijo que acudían a la convocatoria porque están "a favor de la unidad de España, de la Constitución y de la convivencia" y a favor de un acuerdo "que evite que España se rompa" y que consiga "una fortaleza de Estado de Derecho". Para la secretaria general de UPN, todas las concesiones que se les hace a los nacionalistas "las utilizan para separarse de España. Creemos que hay que decir basta ya. Hay que dejar de hacer concesiones a los separatistas", sentenció. Más tarde, en declaraciones recogidas por la Cadena Ser, la número dos de UPN afirmó que "pedir que se vaya Pedro Sánchez no impide pactar con el PSN en Navarra".

Beltrán, contra el PSOE Más efusiva fue la presidenta del PP en Navarra, Ana Beltrán, que incluso bailó en la plaza de Colón un vals-sevillana con el presidente del PP en Baleares, Biel Company, al ritmo del Que viva España, de Manolo Escobar. Posteriormente, en una nota de prensa Beltrán valoró "muy positivamente" la respuesta de Navarra a la convocatoria en Madrid ya que "la indignidad" del presidente español ha "concienciado" a los navarros de la "inseguridad" que les crea. Beltrán afirmó que los navarros que habían acudido lo hicieron "sabedores de cuánto se juega España en estos momentos, con un presidente capaz de claudicar ante el independentismo de una manera humillante para el país", y afirmó que "la indignidad del presidente español no solo ha enfadado, también nos ha concienciado". - D.N.