El líder laborista Corbyn defiende otro referéndum sobre el ‘Brexit’

Antes presentará una cláusula en el Parlamento para pedir a los diputados que apoyen una unión aduanera “permanente” con la UE
Cede así a las presiones de la mayoría de sus afiliados y votantes

08.02.2020 | 21:25
Un hombre se manifiesta contra el ‘brexit’ frente al Parlamento británico, ayer, en Londres.

londres - El líder de la oposición en el Reino Unido, el laborista Jeremy Corbyn, declaró ayer que su partido "propondrá o respaldará" una enmienda en favor de un nuevo referéndum sobre la salida británica de la Unión Europea. Corbyn cede así finalmente a las presiones de la mayoría de sus afiliados y votantes.

El Partido Laborista avanzó que presentará una cláusula para ser sometida a votación mañana en el Parlamento en la que pedirá a los diputados que apoyen una unión aduanera "permanente" con la UE, según un comunicado.

Si ese plan alternativo fracasa, los laboristas "cumplirán con la promesa" de apoyar un nuevo referéndum, detalló el portavoz para el brexit de la formación, Keir Starmer.

Antes de que Corbyn defienda de forma oficial un plebiscito, intentará que la Cámara de los Comunes acepte negociar un nuevo acuerdo con Bruselas que permita al Reino Unido mantener una "alineación cercana" con el mercado único, así como participar en agencias y programas europeos.

aplazar el 'brexit' El líder laborista confirmó también que en la votación de esta semana apoyará una enmienda presentada por su compañera de partido Yvette Cooper y el conservador Oliver Letwin que obligaría al Gobierno a aplazar el brexit si no se aprueba un acuerdo antes del 13 de marzo.

"La primera ministra (la conservadora Theresa May) está dejando correr temerariamente el reloj, en un intento por forzar a los parlamentarios a elegir entre su acuerdo fallido y un desastroso no acuerdo", sostuvo Corbyn.

"De una forma u otra, haremos todo lo que esté en nuestro poder para prevenir un no acuerdo y oponernos al peligroso brexit de los tories (conservadores)", agregó el laborista.

En el congreso anual del partido, celebrado el pasado septiembre, Corbyn se comprometió a promover una nueva consulta en caso de que no lograra forzar unas elecciones generales anticipadas, pero había rehusado hasta ahora respaldarlo de manera explícita. Desde entonces, aumentaban las presiones internas en el laborismo para que la dirección se pronunciara abiertamente a favor de una segunda consulta.

Su gestión del brexit, junto con su supuesta permisividad con actitudes antisemitas, han llevado a nueve diputados laboristas a dejar el partido en los últimos días. Corbyn ha decidido atajar la crisis poniendo fin a esa ambigüedad.- Efe/D.N.