La familia Franco pide al Supremo que paralice la exhumación

Si el TS no acepta su recurso y veta la Almudena, exigirá más tiempo para enterrarlo en un lugar alternativo que no decida el Gobierno

08.02.2020 | 23:38

pamplona - La familia de Franco anunció que recurrirá hoy ante el Tribunal Supremo el acuerdo del Gobierno español para la exhumación y traslado de sus restos fuera del Valle de los Caídos, el monumento en las cercanías de Madrid donde fue enterrado. Los familiares pedirán también la suspensión cautelar de la decisión del Ejecutivo, que preside el socialista Pedro Sánchez, hasta que la Justicia resuelva. Mediante un escrito dirigido al Gobierno, los nietos de Franco -sus parientes vivos más cercanos- reiteran su idea de reubicar, en su caso, el cadáver del general en la cripta de la catedral de la Almudena, en el centro de Madrid, y renuncian a ofrecer alternativas. No obstante, el Gobierno se opone absolutamente a esta posibilidad para evitar cualquier tipo de homenaje público a Franco.

Los familiares advierten de que solo señalarán "un lugar alternativo para que se lleve a cabo la reinhumación" en el hipotético caso "de que por parte del Supremo se desestimase el recurso contencioso-administrativo que se anuncia contra el acuerdo del Consejo de Ministros", en cuyo caso pedirían más tiempo. Entre tanto, su pretensión es que el alto tribunal adopte medidas cautelares para suspender el acuerdo del Consejo de Ministros del pasado 15 de febrero, "incluyendo expresamente la suspensión del plazo" de 15 días que se les concedió para designar un lugar adonde llevar los restos del dictador.

Además, la familia pide al Ejecutivo que "se abstenga" de "actuación alguna tendente a la ejecución del referido acuerdo de exhumación" o decisión alguna sobre la eventual extracción de los restos de la basílica del Valle de los Caídos. El acuerdo del Gobierno estableció que, si los familiares no designaban un lugar distinto de la catedral citada para enterrar a Franco, sería el propio Ejecutivo quien determinaría el sitio donde serían enterrados nuevamente, una vez que se hubieran exhumado. Y hacen notar al Ejecutivo que los restos mortales de Franco "no son de su propiedad, ni constituyen un bien de dominio público del que el Gobierno pueda disponer a su antojo".

"La familia no ha querido recoger los restos del dictador y el Gobierno va a cumplir la ley hasta el final", remarcó a este respecto la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, para quien la familia Franco "está en el empeño de obstruir" el cumplimiento de la Ley de Memoria. - D.N.