Podemos pide la comparecencia de la ministra Ribera y Solana acusa al Estado de “deslealtad”

Un recurso “sin sentido” ante una ley contra el plástico que “avanza más rápido que el Estado en objetivos europeos”, asegura Ione Belarra
“No han agotado todas las vías ni respetado los tiempos”, reprocha la consejera navarra

09.02.2020 | 01:21

pamplona - La portavoz del Gobierno de Navarra, María Solana, manifestó ayer, ante el acuerdo del Consejo de Ministros en el que se anuncia la interposición de un recurso de inconstitucionalidad contra la ley foral de Residuos, que "el presidente Sánchez y su Gobierno no han agotado todas las vías, no han dialogado todo lo que podían" y ha opinado que "ha habido una deslealtad política". Señaló Solana que, al conocer este asunto, el Ejecutivo ya mostró su "sorpresa" y su "malestar" ante este acuerdo del Consejo de Ministros porque "había una relación" y el Gobierno central "no ha culminado como se esperaba, respetando todos los tiempos". "Este es un debate que ya se abrió con el anterior Gobierno también y la sorpresa fue mayúscula porque además no se han guardado las formas", dijo. A su juicio, "no se ha cumplido con lo establecido en los protocolos y eso está feo, además de lo que corresponde al fondo de la cuestión, que es lo que preocupa". "Pero también preocupa el hecho de que no hayan respetado las formas", insistió, para considerar que "ha habido una deslealtad política por parte del Partido Socialista Obrero Español en esta cuestión".

Según aseguró, "pensábamos que esta cuestión preocupaba y ocupaba al Gobierno central cuando menos tanto como a este Gobierno". "La ley de residuos ha sido hecha, pensada y redactada rigiéndose por la norma europea", comentó, para precisar que "la norma navarra es más ambiciosa que la norma prevista para el Estado, pero está hecha de la mano de la Unión, acompasada con la normativa europea sobre la materia". También la candidata al Congreso de Podemos Ione Belarra pidió ayer explicaciones a la ministra sobre el recurso anunciado.

En concreto, la diputada registró ayer una petición para que la ministra Teresa Ribera Rodríguez comparezca en el Congreso con el objetivo de que aclare la decisión del Consejo de Ministros contra la ley foral de residuos.

Belarra quiso recordar al Gobierno socialista que "se trata de una ley pionera que avanza más rápido que el Estado hacia la consecución de los objetivos europeos de sostenibilidad, que previene la generación de residuos, mejora su gestión, avanza en la economía circular y en la lucha contra el cambio climático en el marco de las competencias de la Comunidad Foral".

En este sentido, la candidata por Navarra al Congreso criticó que "este recurso es un sinsentido y revela que, en realidad, el PSOE sigue debiendo muchos favores a las multinacionales más contaminantes y a los lobbistas que no quieren que nada cambie". "Los residuos plásticos que contaminan el océano son un problema medioambiental de primer nivel. Hay cinco grandes zonas en el Pacífico de acumulación de plásticos que ocupan tres veces el tamaño de Francia. En un momento crítico como el actual, en el que miles de jóvenes se manifiestan en las calles señalando la emergencia climática y Unidos Podemos presenta su plan Horizonte Verde, el Gobierno de Sánchez se dedica a recurrir ante el constitucional la ley navarra de residuos" dijo.

Para la diputada navarra "estamos ante otro ejemplo más de cómo los partidos que no entienden que nuestro país es plurinacional, se permiten atacar el autogobierno de Navarra en cuanto tienen la oportunidad cuando la ley navarra, además, cumple con todos los requisitos ya que es acorde con la directiva europea 2015/720 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 29 de abril de 2015, por la que se modifica la Directiva 94/62/CE, y con el Real Decreto 293/2018, de 18 de mayo, sobre reducción del consumo de bolsas de plástico y por el que se crea el Registro de Productores".

contaminación

Bolsas ligeras. Las bolsas de plástico ligeras son las más comunes y tienen un espesor inferior a 50 micras, por ejemplo en los supermercados. Representan la inmensa mayoría del número total de bolsas de plástico consumidas en la UE. "Se reutilizan con menor frecuencia que las bolsas más gruesas, se convierten en residuos más rápidamente y tienden a dispersarse como basura con mayor frecuencia debido a su reducido peso", informa el Ejecutivo foral.