UPN, Cs y PP se presentan sin siglas y con el discurso más extremista

La apuesta por la españolidad de Navarra y por el hormigón, ejes del nuevo frente de derechas

09.02.2020 | 01:22
De izquierda a derecha, García Adanero, Cristina Sanz, Sonia Pérez, Sergio Sayas, Ruth Goñi, Amelia Salanueva, Alberto Catalán y Alberto Picón.

La apuesta por la españolidad de Navarra y por el hormigón, ejes del nuevo frente de derechas 'Navarra Suma'

pamplona - Apenas un cuarto de hora dedicaron ayer UPN, Ciudadanos y PP a presentar la candidatura con la que concurrirán en coalición a las Cortes Generales y en la que descubrieron su imagen gráfica, que es muy similar al que utiliza en los últimos tiempos la formación regionalista, pero sin siglas. Fueron solo 15 minutos de un acto sin posibilidad de efectuar preguntas, pero suficientes para airear el discurso más extremista del frente de derechas bautizado como Navarra Suma.

Fue Sergio Sayas, parlamentario de UPN, cabeza de lista al Congreso y muy crítico hasta tiempos recientes con los que ahora son sus nuevos socios, quien más tiempo intervino y quien cerró la presentación. Sayas dejó clara que la apuesta por la españolidad de Navarra y por el hormigón, además de la falta de rigor, son los ejes sobre los que arranca esta oferta electoral para los comicios del 28 de abril. "Es un proyecto de ilusión, certeza y compromiso para Navarra y España", proclamó Sayas, que espera que también sea "una muralla que contenga el avance del nacionalismo" y "una esperanza para los navarros que no aguantan más el Gobierno de Uxue Barkos".

Entre las "certezas" que destacó de esta coalición, Sayas mencionó el TAV, que al ritmo de inversión de los sucesivos gobiernos españoles es imposible ponerle una fecha de finalización antes de 25 años, y el Canal de Navarra.

Y en cuanto a la falta de rigor, habló de que la actual legislatura ha estado marcada por "la regresión, la parálisis y el sectarismo", sin detenerse en que este Gobierno heredó una ruina de gestión, sin tesorería y con una deuda desorbitada, y hoy Navarra está económicamente saneada, después de haber incrementado su capacidad de inversión más de un 20% en cuatro años.

La número uno al Senado, Ruth Goñi, reconoció que Navarra Suma "es una apuesta arriesgada y firme para poner en valor todo lo que nos une y dejar las diferencias a un lado". Su objetivo es "dejar fuera del Gobierno al nacionalismo", se supone vasco, ya que el español figura en el ADN de la plataforma. "Navarra no puede soportar cuatro años más de políticas identitarias, de exclusión e imposición", añadió la secretaria de Organización de Ciudadanos, que abogó por impulsar un proyecto que "trabaje por unir a los españoles".

El presidente de UPN, Javier Esparza, calificó de "ilusionante" e "histórico" este frente que diluye a su partido con quienes hasta ahora eran sus competidores electorales.