Geroa Bai asume la defensa de Navarra en Madrid frente a las derechas y un PSOE que no ve de fiar

Defiende a Geroa Bai como un voto “útil” y “constructivo”

09.02.2020 | 05:48
Uxue Barkos, Koldo Martínez y Anika Luján, en el centro, junto con miembros de Geroa Bai y componentes de la lista electoral, durante el mitin central celebrado ayer en Baluarte.

El candidato de la coalición Koldo Martínez reivindica el autogobierno como garantía del bienestar social.

Pamplona - Geroa Bai reivindicó ayer la utilidad del voto a la coalición en un escenario en el que las derechas amenazan con recortes del autogobierno y el PSOE no ha descartado pactar con Ciudadanos. "El voto a Geroa Bai es un voto de resistencia, un voto de dignidad, orgulloso y constructivo, y sobre todo un voto útil", defendió ayer su candidato, Koldo Martínez, que avanzó la disposición de Geroa Bai a colaborar en la gobernabilidad de España pero "sin dar un cheque en blanco" a Pedro Sánchez y al PSOE, partido que, apunta, puede aprovechar el miedo a la ultraderecha para recabar un capital político con el que acabar pactando con Ciudadanos.

Quedan cuatro días de campaña, y la coalición de Uxue Barkos aspira recuperar el escaño logrado en 2011 y que perdió en 2015. La irrupción de Podemos le dejó entonces fuera del reparto de escaños para el Congreso, donde tampoco logró representante en la repetición electoral de 2016. Casi cuatro años después, y con Podemos en retroceso, las encuestas sitúan al PSOE como referencia electoral para evitar un gobierno de derechas en Madrid. Pero Geroa Bai no se fía. "Votar al PSOE es jugar a la ruleta rusa" advirtió ayer Martínez, que recordó que los socialistas "siempre acaban mirando a la derecha" y pueden acabar pactando con quienes cuestionan el autogobierno foral.

El candidato de la coalición reprochó además a Sánchez que "haya pasado de Navarra" en toda la campaña electoral, y que haya incumplido su palabra de devolver la competencia de Tráfico a la Comunidad Foral como le prometió a Uxue Barkos en la reunión que ambos mandatarios celebraron en octubre en el Palacio de la Moncloa.

Hay margen, subraya Geroa Bai, para que una voz navarra tenga cabida en el Congreso "sin límites ni cortapisas". Para "hacer frente a las derechas y pactar con el Gobierno de España en defensa del interés general". En especial del régimen foral y el Convenio Económico, dos pilares del Estado del Bienestar que las derechas han puesto en jaque con la "complicidad" de UPN.

La defensa del autogobierno y de la foralidad se han convertido así en el ejes de campaña de Geroa Bai. Un espacio político que la coalición de Barkos trata de arrebatar al regionalismo de UPN, hoy aliado con dos fuerzas de ámbito estatal que abiertamente abogan por centralizar el Estado y limitar el régimen foral. Una apuesta que mira a medio y largo plazo, más allá de la campaña electoral, desde la convicción de que el navarrismo ha quedado huérfano, y de que la estrategia recentralizadora no es algo puntual, sino una corriente de fondo que va a ir a más en los próximos años. "Hay una ofensiva recentralizadora en la que participan PP, Ciudadanos y Vox que quiere laminar el Fuero y suprimir el Convenio Económico", denunció ayer Koldo Martínez, que reprochó a UPN que no haya tenido empacho "en aliarse con los enemigos declarados de la foralidad, y sin reparar en las gravísimas consecuencias que tiene introducirlos en el Parlamento de Navarra".

Una decisión que, a juicio del candidato de Geroa Bai es fruto del "miedo" a que Uxue Barkos continúe gobernando. "Han renunciando a sus siglas y se han convertido en el Caballo de Troya del centralismo español. Les da igual Navarra y les da igual España, lo único que les importa es su ansia por recuperar el poder", apuntó Martínez, que aseguró que UPN es capaz de "pactar con el mismísimo diablo" para sacar a Uxue Barkos del Gobierno foral.

El problema, subrayó Martínez, es que el precio implica una renuncia "a la defensa del régimen foral como garantía de bienestar social". Dando espacio y soporte a quienes "quieren igualar a Navarra con el resto de las comunidades autónomas por abajo". "Es un matrimonio de intereses que resta en Educación, en Salud, en Derechos Sociales, en Igualdad, en calidad de vida, en libertad y en democracia". "Y no lo vamos a permitir", defendió el candidato, que recordó que cuando el Gobierno de Navarra se plantó ante el Estado en la última negociación del Convenio, UPN y PSN se pusieron "del lado del Estado". "Luego nos dieron la razón", recordó Martínez, que consideró que es el momento de responder con un "Navarra no se toca", lema electoral de Geroa Bai estas elecciones.

Por todo ello, Martínez abogó por una Navarra que sea "sujeto político" en la que sean "los navarros y navarras quienes tomen sus propias decisiones en libertad y sin injerencias". Y abogó por defender el sistema económico foral como "un pilar básico del bienestar". "El Fuero es nuestra forma de ser, y nuestra forma de relacionarnos con el resto de comunidades y con el Estado", defendió el candidato de Geroa Bai, que avanzó su voluntad de ir a Madrid a defender Navarra "con ambición y firmeza, pero también con humildad, y responsabilidad". "Es nuestra apuesta por una Navarra mejor en la que nadie se sienta abandonado y nadie quede atrás", resumió. Por todo ello, reclamó el voto para Geroa Bai como un voto "determinante para frenar a las derechas y garantizar el autogobierno", y apostar por políticas "integradoras y de convivencia". "Geroa Bai va ser determinante en Madrid", vaticinó.