Veintisiete presidentes, en busca de una nueva identidad

Los líderes de la UE se reúnen en Rumanía para acordar el rumbo de una UE sin británicos

09.02.2020 | 07:44

Sibiu (Rumanía) - Los líderes de los Veintisiete celebran hoy, día de Europa, una cumbre informal en Sibiu para abordar un primer borrador de la agenda europea hasta 2024 y firmar una declaración de intenciones sobre la unidad que quieren proyectar en un momento clave para el futuro del club comunitario. Sin el Reino Unido, aún inmerso en el brexit, los Estados miembros acuden a Sibiu con el objetivo de producir un primer esbozo de la llamada agenda estratégica de la Unión Europea para los próximos cinco años, que se debatirá en dos sesiones: una sobre el papel de Europa en el mundo y otra sobre los retos internos, como la gestión de la migración.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, tomará nota de estas discusiones y a partir de ellas elaborará el borrador de esta agenda 2019-2024, que se hará pública tras las elecciones a la Eurocámara, previsiblemente a principios de junio, y que los líderes adoptarán de forma oficial en su cumbre ordinaria de ese mismo mes. Los contenidos de esta agenda, una breve lista de prioridades específicas, guiarán el trabajo de las tres instituciones comunitarias principales (Comisión, Parlamento y Consejo) durante la próxima legislatura europea, de cinco años. A Sibiu acudirán también los presidentes de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y de la Eurocámara, Antonio Tajani, quien intervendrá ante los líderes de los países al inicio de la reunión como hace habitualmente en las cumbres en Bruselas.

El encuentro en Rumanía, cargado de simbolismo por celebrarse en el día de Europa, 9 de mayo, en uno de los últimos países en unirse al club y que hace tres décadas aún estaba tras el telón de acero, resultará también en una declaración de intenciones para subrayar esa unidad necesaria para acometer las reformas y renovar el proyecto comunitario. El documento recogerá diez compromisos para el futuro y, pese a que a la mesa se sentarán líderes de las cuatro mayores familias políticas a nivel europeo (populares, socialistas, liberales y conservadores) que apenas dos semanas después se "enfrentarán" en las elecciones al Parlamento Europeo, pretende ser "una señal de determinación de continuar trabajando juntos a nivel europeo". "Tanto el equipo de Juncker como el de Tusk querían que la declaración de Sibiu fuera inocua y sin polémicas que puedan afectar al debate político", afirmó una fuente diplomática.

A dos semanas de las elecciones que lanzarán el proceso de renovación de líderes europeos, los cambios en estos altos cargos aparecerán también en el menú de Sibiu, con una declaración de Tusk a los líderes al final de la cumbre sobre sus "intenciones sobre cómo manejar estas nominaciones".

"Es difícil discutir la agenda estratégica (hasta 2024) sin al mismo tiempo pensar en el liderazgo de nuestras instituciones", admitió una fuente europea, quien declinó no obstante confirmar si Tusk convocará una cumbre extraordinaria inmediatamente después de las elecciones, previsiblemente el 28 de mayo, para un primer debate sobre los resultados y los futuros altos cargos comunitarios. - Efe