NEGOCIACIÓN ABIERTA

Los cuatro grandes partidos se reparten la Mesa del Congreso de los Diputados

Además, PSOE, PP, Ciudadanos y  Unidas Podemos negocian  asientos en hemiciclo, despachos y cargos en comisión

09.02.2020 | 08:12
El hemiciclo del Congreso de los Diputados vacío

MADRID. La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, es la  encargada de liderar las negociaciones como representante del partido  más votado en las elecciones generales del 28 de abril y ya ha  hablado con los principales grupos de la Cámara.

El PP designó a su 'número dos' como representante en las  negociaciones, el secretario general del partido, Teodoro García  Egea, mientras que Miguel Gutiérrez e Irene Montero son los  interlocutores de Ciudadanos y de Unidas Podemos, respectivamente.

Conforme a los resultados electorales, todo apunta a una Mesa  presidida por el PSOE y en la que los otros ocho puestos se  repartirán entre los cuatro grandes partidos: PSOE, PP, Ciudadanos y  Unidas Podemos a razón de dos plazas cada uno (una Vicepresidencia y  una Secretaría). El orden jerárquico se definirá tras las votaciones  de la sesión constitutiva del próximo 21 de mayo.

Finalmente parece haberse desechado la opción de sumar con  formaciones soberanistas para dar entrada a ERC o PNV a costa de  Ciudadanos. La vicepresidenta Carmen Calvo ha dejado claro este lunes  que en la Mesa deben estar los que tienen más escaños y que no es  preciso incorporar a todos los grupos.

¿DÓNDE COLOCAR A VOX? 

Pero además, los partidos están negociando otras cuestiones de  intendencia de la Cámara, como la ubicación de sus señorías tanto en  el Salón de Plenos como en las distintas dependencias de la Cámara.  Todos los diputados tienen garantizado un asiento en el hemiciclo y  un despacho, pero su distribución suele ser motivo de discrepancia  cada inicio de legislatura, y ahora la situación parece más  complicada al entrar un nuevo grupo en el reparto: Vox, cuyo encaje  en el hemiciclo es una incógnita.

Otro asunto que deberán perfilar será el reparto de los puestos en  las mesas de las comisiones parlamentarias, cuyas presidencias en  principio se distribuirán proporcionalmente en función del peso de  cada grupo en el hemiciclo, según indicaron a Europa Press fuentes  parlamentarias.

Aunque las comisiones no están definidas y dependen de la  configuración del nuevo Gobierno, ese reparto supondrá que el PSOE  presida el 35% de las comisiones, el PP casi el 20%, Ciudadanos un  16% y a Unidas Podemos un 12%. En ese reparto es donde se espera que  entren ERC y el PNV.