Agua de borrajas (y de berzas)

09.02.2020 | 10:05
Lauredada que se quitó en el Palacio de Navarra.

Mi polémica favorita ha sido la del día de Euskadi, pero pongo la foto de la retirada de la laureada porque da más juego y también fue un buen episodio, para qué nos vamos a engañar. La polémica a la que me refiero es esa en la que UPN y PP se pusieron como locos porque un grupo parlamentario de la CAV propuso que el día de Euskadi (el día de la fiesta de la comunidad autónoma) coincidiese con el 3 de diciembre, día del euskera.

Lo que pasa es que, claro, también es el día de Navarra. Y la derecha lo vio como una jugada demoníaca para hacer coincidir los destinos de Navarra y la CAV a través de algo tan sensible como un día de fiesta, la antesala y la confirmación por la vía de los hechos consumados de que Navarra y la CAV caminaban hacia Euskal Herria. La polémica lo tiene todo: un origen infantil picarte porque una asamblea autonómica debate sobre el día de su festivo; un desarrollo histérico Esparza consideraba que era el colmo, a ver si no había más días en todo el año; y un final estéril.

Sorpresa, la propuesta no cuajó y quedó en nada a las primeras de cambio. Pero bueno, sirvió durante unos días, que es lo verdaderamente importante. El recorrido es similar al de la laureada, que se quitó entre ayayais y madremías y, al final, nada. Hoy hay un precioso óculo en su lugar y nadie sabe dónde paran las hojas de la berza.