EH Bildu vuelve a ser hegemónica en la zona noroeste de Navarra con 16 de 25 alcaldías

La izquierda abertzale es la fuerza más votada en 10 pueblos de Sakana y en seis de Larraun-Leitzaran

09.02.2020 | 11:58
Aspecto exterior del ayuntamiento de Irurtzun, gobernado por EH Bildu.

altsasu - En los ayuntamientos de Sakana, al igual que en los de Larraun-Leitzaran las urnas arrojaron pocos cambios respecto a las elecciones de 2015, con EH Bildu como fuerza mayoritaria en estas dos zonas. En el caso de Sakana, dónde presentó listas en Irurtzun, Arakil, Uharte Arakil, Lakuntza, Arbizu, Etxarri Aranatz, Bakaiku, Urdiain, Altsasu, Olazti y Ziordia, en once de los quince ayuntamientos de la comarca, la izquierda abertzale consiguió diez, todas menos en Altsasu, donde arrasó Geroa Bai. Es el mismo número que hace cuatro años. No obstante, por primera vez consiguió la alcaldía en Arakil, dónde desde la Transición no se presentó ninguna candidatura independiente. Consiguió 310 votos además de 38 nulos y 125 en blanco. La alcaldía que quedó vacante fue la de Iturmendi, hasta ahora de EH Bildu, porque en esta localidad no se presentó ninguna candidatura, al igual que en Irañeta. Así, habrá que esperar al otoño para saber si se presenta alguna lista para la segunda vuelta de noviembre. En caso contrario, el Gobierno de Navarra deberá nombrar una comisión gestora.

En otros dos municipios, Arruazu y Ergoiena, eran listas independientes. En la primera solo había una, Batzalarre, y en la segunda dos: Askogain y Batzarramendi, con cuatro y tres ediles respectivamente, a la inversa que hace cuatro años.

Navarra Suma, que presentó candidaturas en Irurtzun, Etxarri Aranatz, Altsasu y Olazti, sumó en Irurtzun, donde consiguió tres ediles, dos más que hace cuatro años. No obstante, a diferencia de aquella ocasión, no se presentó ninguna lista independiente. Bien es cierto que EH Bildu consiguió buenos resultados, con 718 refrendos frente a 537 en los pasados comicios. En Etxarri Aranatz la coalición de UPN, PP y Ciudadanos perdió uno de los dos concejales que tenían los regionalistas y también en Olazti, donde el PSN sumó dos, uno más que en 2015. En el caso de Altsasu, ni PSN ni Navarra Suma, tampoco Podemos, IU y Vox consiguieron representación. EB Bildu obtuvo tres ediles.

En el caso de la nueva comarca Larraun-Leitzaran, era la única lista presentada en Goizueta, Araitz, Basaburua e Imotz. También había una sola lista en Betelu, Arribe Taldea; en Arano, Herri Aierriz y Areso, Areso eraikiz. En el caso de Lei-tza era dos, EH Bildu y Navarra Suma, que obtuvieron diez y un concejal respectivamente. Y es que la coalición de derechas solo pudo mantener uno de los dos que tenía UPN en este consistorio.

Por otro lado, en Lekunberri la alcaldía será para Lekunberriko Taldea, con cinco ediles frente a EH Bildu, que consiguió cuatro, uno más que los pasados comicios. En Larraun EH Bildu también fue la lista más votada, con cinco concejales. Los otros dos serán para Larraundarrak, que está legislatura contaba con la alcaldía. - N.M.