PP y Ciudadanos desautorizan a Esparza y rechazan facilitar el Gobierno a Sánchez

Los socios de UPN en la coalición Navarra Suma apuestan por no cambiar el cromo de la investidura por el de Navarra

09.02.2020 | 13:47
Inés Arrimadas y Javier Esparza, durante un acto electoral de Navarra Suma en la última campaña.

Los socios de UPN en la coalición Na+ apuestan por no cambiar el cromo de la investidura por el de Navarra.

pAMPLONA - El Partido Popular y Ciudadanos se desmarcaron ayer de la propuesta de Javier Esparza, que ofreció los dos votos de UPN en el Congreso para facilitar la investidura de Pedro Sánchez, si a cambio el PSN entrega el Gobierno de Navarra a los regionalista. "No sé muy bien que me he perdido, pero Javier Esparza de UPN propone que a cambio de que Navarra no sea gobernada por PSOE con Podemos, Nbai, Bildu, él apoyará con los diputados de Navarra Suma que toda España sea gobernada por PSOE+Podemos+PNV+Bildu+ERC. Gracias Javier", replicó desde su cuenta personal de Twitter el diputado y exportavoz parlamentario, Rafael Hernando.

En esa misma línea se posicionó Ciudadanos. La portavoz de su ejecutiva, Inés Arrimadas, aseguró ayer que al PSOE "no hay que darle nada" a cambio de que los socialistas favorezcan un gobierno de Navarra Suma. "Es su obligación moral", sostuvo la dirigente de la formación naranja en TVE, desmarcandose así de Javier Esparza. "Quizás discrepo en eso de que haya que premiar al PSOE. No deben pactar con Bildu, deben dejar gobernar a la candidatura de Navarra Suma (integrada por UPN, PP y Cs). Ha sido una mayoría abrumadora la que la gente ha dado a las fuerzas constitucionalistas", apuntó la dirigente de Ciudadanos, que instó al PSN y a su líder, María Chivite, a dar su apoyo "aunque sea con una abstención" para favorecer un Ejecutivo "constitucionalista". "Si el PSN está dispuesto a pactar con Bildu, imaginemos lo que hará Sánchez", avisó.

La portavoz de Cs se ha expresado así después de que su partido remarcase ayer no comparte el criterio de UPN de favorecer la investidura de Sánchez a cambio de que Navarra Suma gobierne en la Comunidad Foral, donde el PSN de María Chivite necesitaría al menos la abstención de EH Bildu para hacerse con el gobierno autonómico. Fuentes de la formación naranja, citadas por la agencia Efe, recordaron que la coalición Navarra Suma ganó las elecciones autonómicas en la Comunidad Foral y, por tanto, creen que el PSOE debería permitir que gobiernen los constitucionalistas "sin pedir nada a cambio". Un criterio que Ciudadanos no aplica en el caso del Ejecutivo de España y mantienen "el compromiso con sus votantes" de que votarán no a Pedro Sánchez.

Argumentan su posición de no apoyar a Sánchez al asegurar que éste tiene un acuerdo ya hecho con Podemos y que han pactado una serie de cesiones y concesiones "a los separatistas", como así lo ha asegurado el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, en varias ocasiones.

Grietas en la coalición En las últimas generales Navarra Suma logró dos escaños, los dos de UPN. Y aunque la coalición está formada también por PP y Ciudadanos, los dos diputados solo están obligados a votar la investidura, en caso de que se presenten. UPN por lo tanto tendrá libertad de voto a lo largo de la legislatura, lo que en ciertos momentos le puede generar contradicciones con sus socios, que le apoyaron en campaña con un mensaje contrario a Pedro Sánchez. De hecho, ya en la primera votación, los dos parlamentarios de UPN dividieron su voto en el momento de elegir a los miembros de la Mesa del Congreso, y cada uno dio su apoyo a los candidatos de PP y Ciudadanos. Algo similar ocurrió en Senado, donde UPN votó a PP y Ciudadanos en distintas votaciones. Un escenario que puede ser habitual toda la legislatura. - D.N.