Sánchez congela las negociaciones de su investidura con el reproche de los partidos

El rey cierra hoy con los grupos catalanes y los cinco grandes partidos estatales la ronda de contactos

09.02.2020 | 13:46
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en el Congreso.

El rey cierra hoy con los grupos catalanes y los cinco grandes partidos estatales la ronda de contactos

pamplona - El líder del PSOE, Pedro Sánchez, mantiene las negociaciones con Unidas Podemos en un impasse forzado por los contactos entre partidos de la cara a la investidura y a la formación de gobiernos autonómicos y municipales. El coordinador federal de Izquierda Unida (IU) y diputado por Málaga de Unidas Podemos, Alberto Garzón, acusó ayer al PSOE de inacción a la hora de negociar la designación de Sánchez como presidente y señaló que esto genera un "problema democrático" y porque apunta a "chantaje" hacia su socio preferente. En todo caso, quiso dejar claro a los socialistas que el apoyo de su formación no será "gratis".

En rueda de prensa en el Congreso, tras la reunión que mantuvo con el rey en el Palacio de la Zarzuela en la ronda de consultas para la investidura, Garzón, que trasladó al rey el "error" que cree que fue su discurso del 3 de octubre de 2017 sobre Cataluña, reconoció que las negociaciones políticas están en fase embrionaria porque "el PSOE todavía no ha llamado a nadie". A su juicio, los dirigentes del PSOE hablan en los medios y en otros foros, diciendo cosas "no todas coherentes", y en cambio no se reúnen con Unidas Podemos. "No ha comenzado la fase de negociación con los actores con los que tiene que acordar", dijo, lo que le lleva a pensar que el PSOE se toma un tiempo razonable para explorar otras opciones.

reproches El resto de participantes en la ronda de ayer con el rey, Partido Regionalista de Cantabria (PRC), Compromís, Equo, UPN, Coalición Canaria, Galicia en Común y PNV expusieron sus respectivas posiciones ante la investidura sin que ninguno de ellos avanzara su apoyo a Sánchez. La mayoría reprochó al presidente que ni siquiera se haya puesto en contacto con ellos para entablar algún tipo de negociación o sondear la posibilidad de que le puedan apoyar.

La canaria Ana Oramas fue una de las interlocutoras del rey que reprochó a Sánchez que no haya empezado sus contactos con otras fuerzas políticas, pero también lo hicieron Joan Baldoví, de Compromís, y los partidos integrados en Unidas Podemos. Entre estos últimos, Juan Antonio López de Uralde, de Equo, aseguró que no dará su apoyo a Sánchez si no es para un Gobierno de coalición.

Por su parte, la diputada de Galicia en Común Yolanda Díaz consideró necesario un acuerdo entre el PSOE y Unidas Podemos para lograr un Gobierno de coalición con la suficiente estabilidad y evitar así que pueda haber un ejecutivo "precario".

Joan Baldoví apremió igualmente a Sánchez a entablar conversaciones con su partido en una negociación en la que pondrá como línea roja la aprobación de un nuevo modelo de financiación autonómica.

En nombre del PRC, su diputado, José María Mazón, puso como condición principal para apoyar a Sánchez el compromiso de reanudar las obras del AVE de Palencia a Santander.

Felipe VI retomará hoy las consultas con Junts y En Comú y tras ellos llegarán los líderes de los cinco grandes partidos estatales: Vox, Podemos, Cs, PP y PSOE. - D.N.