Alzórriz pide a UPN el cese de la “crispación” y que “deje de utilizar Navarra cada 4 años”

El PSN afea a Esparza que quiera crear en Navarra la atmósfera de Catalunya

09.02.2020 | 14:06
María Chivite e Inma Jurío (PSN), ayer con Marisa de Simón y Txema Mauleón (I-E).

pamplona - El PSN cerró ayer su primera ronda de contactos para liderar un gobierno progresista con la reunión que celebró con I-E, la fuerza más pequeña del parlamento (sólo tiene el escaño de Marisa de Simón) con una sensación general de sintonía y voluntad para que Navarra no tenga un gobierno de derechas.

Fue lo poco que quedó en claro de un encuentro que no tenía mayor misterio, toda vez que I-E ya había expresado que apoyaría todas las opciones que estuviesen contra la derecha. Por lo tanto, la rueda de prensa posterior sirvió para hacer un balance general de la ronda de encuentros y para que el PSN volviese a reiterar que su "compromiso" es el de "aglutinar los 23 escaños" de PSN, Geroa Bai, Podemos e I-E en torno a un "gobierno plural, progresista y de futuro". Pero, además, Ramón Alzórriz, número dos del PSN, aprovechó para volver a mandar un mensaje claro a la derecha, representada por Javier Esparza, líder de la plataforma Navarra Suma que integran UPN, PP y Ciudadanos. Durante estos días, Esparza se ha prestado al cambalache de ofrecer sus dos votos en el Congreso para la investidura de Sánchez -en forma de abstención- a cambio del Gobierno de Navarra, lo que mereció que el jueves Alzórriz le llamase "traidor" -por traicionar los propios postulados de Esparza y a sus socios-. "Quiero decirle a la derecha que deje de utilizar Navarra cada cuatro años, que no nos traigan la crispación de Cataluña, que aquí valoramos la diversidad y vivimos en paz. No queremos crispación, queremos vivir en libertad y eso lo va a garantizar el PSN liderando el Gobierno de Navarra", aseguró Alzórriz.

críticas a upn No se libró, no obstante, de ser preguntado por si el PSN no sigue agrandando la brecha con Ferraz, que esta semana parecía que quería desactivar la iniciativa de Chivite, al mantener otra versión a la de la dirección nacional. "Yo no veo dos versiones, y creo que las palabras del presidente [Sánchez] el jueves avalan lo que he estado diciendo yo aquí", terció el secretario de Organización del PSN. "El PSN y el PSOE somos lo mismo", zanjó, poco antes de afirmar que ambos aparatos están coordinados permanentemente. Por eso lamentó que UPN siga "con la dinámica del pasado" en la que "prefiere hablar con Madrid que con Navarra". "No se dan cuenta que PSN y PSOE somos lo mismo, no saben diferenciar que los tiempos han cambiado", reflexionó. Con respecto a la reunión, poca concreción y citas a futuro: para ver los ayuntamientos y la Mesa, de lo que no hablaron con I-E pero que tendrá que resolverse el 19 de junio.

Por su parte, Marisa de Simón (I-E) subrayó que el día de las elecciones "Navarra votó a favor de políticas progresistas". "Tenemos clarísimo que tenemos un compromiso con nuestros votantes, y que vamos a hacer todo lo posible para que no haya un gobierno de derechas", aclaró De Simón. Era, en cierto modo, lo esperable tras una reunión que fue "razonablemente bien" y en la que vio "disposición clara" en el PSN para seguir adelante. Ambos grupos se emplazaron a mantener el contacto la semana que viene para ultimar algunos posicionamientos en ayuntamientos. - A.I.R.