El PSN facilita en Egüés la Alcaldía de la derecha a costa de Geroa Bai

Jon Gondán mantiene la Alcaldía en Zizur Mayor con el acuerdo entre Geroa Bai, Bildu y AS Zizur

09.02.2020 | 14:59
Jon Gondán (Geroa Bai) y Javier Álvarez (AS Zizur), charlan con la secretaria durante un pleno.

pamplona - El PSN se votará a sí mismo en el Valle de Egüés, decisión confirmada ayer por la agrupación local de la que forma parte la secretaria general y candidata a presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite. Una postura que facilitará hoy la Alcaldía de Navarra Suma en detrimento de Geroa Bai, que con cuatro concejales necesitaba el apoyo de los tres ediles socialistas -además de los tres de EH Bildu y el de Podemos o I-E, ambos con una representante-, para mantener el gobierno del cambio en el tercer municipio más poblado de la Comunidad Foral. Salvo una sorpresa mayúscula, que implica que tanto Geroa Bai como EH Bildu, además de Podemos o I-E, apoyen al candidato socialista, saldrá elegida la joven de 24 años Amaia Larraya como cabeza de lista de la formación más votada en el Valle, con nueve de los 21 escaños. Geroa Bai, que ha gobernado desde 2013 con Alfonso Etxeberria en la Alcaldía. "Se confirma que el PSN-PSOE no facilitará ningún gobierno progresista, plural y alternativo a Navarra Suma. Vuelve a convertirse en la muleta de la derecha, dificultando la confianza necesaria para llegar a acuerdos", decía ayer Geroa Bai en su cuenta oficial de Twitter tras conocer la decisión de la agrupación local del PSN en Egüés.

Por otro lado, en Zizur Mayor el actual alcalde, Jon Gondán (Geroa Bai, con cuatro ediles), necesitaba el apoyo de EH Bildu (3) y AS Zizur (2) para volver a gobernar, ya que el PSN, con otros dos ediles, había anunciado su abstención. Un acuerdo a tres bandas confirmado ayer que evitará que la Alcaldía recaiga en Navarra Suma como fuerza más votada en la localidad, donde obtuvo 6 escaños.

En el segundo Ayuntamiento de la Comunidad foral, el de Tudela, gobernará Alejandro Toquero, de Navarra Suma, que obtuvo mayoría absoluta con 11 representantes. El alcalde esta última legislatura, Eneko Larrarte, de I-E, pasa a la oposición con 7 ediles y el PSN también con 3. En el caso de Barañáin, EH Bildu ha ostentado la Alcaldía en la última legislatura, pero para que Oihaneder Indakoetxea revalide el cargo necesitaría del apoyo del PSN, además del de Geroa Bai o Podemos. Navarra Suma es la primera fuerza con 8 ediles. La asamblea de EH Bildu Barañain reunida ayer por la tarde ratificó la candidatura de Oihaneder Indakoetxea como única opción válida para conseguir la Alcaldía.

Más claro parece en Tafalla, donde gobernará de nuevo EH Bildu como segunda fuerza más votada y 5 concejales, con el apoyo de Iniciativa por Tafalla (2), I-E (1) y Geroa Bai (1). Navarra Suma fue la fuerza más votada en este municipio y sumó 5 concejales, mientras que el PSN obtuvo 3.

En cuanto a Estella, la abstención del PSN impediría que Koldo Leoz (Bildu) revalidara como alcalde. Así, Gonzalo Fuentes, de Navarra Suma, fuerza más votada en la ciudad, podría ser el nuevo primer edil.

En Alsasua, el primer edil, Javier Ollo, de Geroa Bai, volverá a ostentar desde este sábado la Alcaldía, esta vez, con mayoría absoluta.

Por otro lado, Agrupemos Olite (AO), con Maite Garbayo a la cabeza, ocupará la Alcaldía de Olite. El reparto de los votos (4 concejales para AO, 4 concejales para N+ y 3 para PSN) dejó en manos socialistas el rumbo del Ayuntamiento. Ayer quedaba despejada la incógnita en favor de la formación que ha liderado el consistorio en la última legislatura. "Durante estos cuatro años hemos trabajado juntos, nos hemos entendido bien y, además, nuestros programas electorales tenían muchas cosas en común", confesó el socialista Jorge Bacaicoa tras anunciar su respaldo a AO.

cpv y navarra suma en valtierra Por otro lado, el PSN de Valtierra advirtió ayer frente a un posible pacto en el Ayuntamiento entre Progresistas de Valtierra (CPV) y Navarra Suma, considerando que "generaría inestabilidad política en el municipio", por lo que trabajará "hasta el final" para evitarlo y alcanzar "un pacto de Gobierno de izquierdas y progresista". El PSN obtuvo cinco concejales, Navarra Suma logró cuatro y CPV, dos. Según el PSN, un pacto entre Navarra Suma y CPV sería "un acuerdo antinatural desde el punto de vista ideológico y sólo respondería a las ansias de liderazgo de sus representantes". - D.N./A.I./E.P.