Los grupos perfilarán el acuerdo de gobierno en mesas sectoriales

PSN, Geroa Bai, Podemos e I-E quieren tener un documento muy avanzado para el jueves que viene

09.02.2020 | 17:25
La mesa de negociación entre PSN, Geroa Bai, Podemos e I-E, reunida ayer en la sala Julia Álvarez Resano del Parlamento de Navarra.

PSN, Geroa Bai, Podemos e I-E quieren tener un documento muy avanzado para el jueves que viene

pamplona - Las negociaciones para alumbrar un gobierno alternativo a la derecha dieron ayer otro paso adelante. PSN, Geroa Bai, Podemos e I-E, las fuerzas que llevan semanas de conversaciones para hacer presidenta a María Chivite (PSN) con 23 escaños, acordaron ayer poner en marcha siete mesas sectoriales y un órgano general de coordinación para darle el arreón casi definitivo al documento que quieren utilizar como guía de gobierno durante toda la legislatura.

La idea es que hoy mismo los partidos involucrados designen los miembros encargados de negociar en cada mesa -detalladas en la columna adjunta-, y que a partir del lunes comiencen las reuniones en el Parlamento con un horizonte: quieren tener un texto lo más avanzado posible para el jueves que viene, día 4 de julio, de tal manera que a la vuelta de los Sanfermines ya encararían la recta final y pensarían en una investidura para finales de mes. Eso, claro, si la relación entre los cuatro sigue afianzándose -ayer, Ramón Alzórriz dijo que ve "mimbres suficientes" para investir a Chivite- y consiguen compendiar en el documento base que el PSN puso encima de la mesa el lunes -de momento confidencial, de 40 páginas y con algunas similitudes con el acuerdo programático de 2015, según cuentan los protagonistas- las adendas que van a hacer Geroa Bai, Podemos e I-E. La coalición de izquierdas liderada por Marisa de Simón ya las ha entregado, pero Geroa Bai y Podemos trasladarán las suyas al PSN a lo largo del día de hoy, de tal manera que el fin de semana sirva para estudiar las propuestas de todos antes de arrancar con las mesas sectoriales.

"mimbres suficientes" Es, básicamente, lo más novedoso que dejó ayer la reunión que mantuvieron los grupos en la sala Julia Álvarez Resano del Parlamento de Navarra. Apenas estuvieron reunidos una hora, poco tiempo teniendo en cuenta que a la mesa se sentaron 13 personas.

Tras el encuentro, Ramón Alzórriz, secretario de Organización del PSN, era optimista: "Veo mimbres suficientes y una firme convicción para acordar la formación de un Gobierno foral presidido por María Chivite". El número dos de Chivite, que está acaparando casi toda la exposición pública de los socialistas, asumía que salen de la reunión con una sensación "positiva", al comprobar que existe "compromiso" por parte de todos. Hay, sobre todo, "optimismo", dijo, y quiso mandar un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía, a la que prometió que tienen la firme convicción de "llegar hasta el final".

Ahora, sí que admitió que hay que ir "paso a paso", cerrando los acuerdos "con paso firme y seguro", teniendo en cuenta que el 26 de agosto es la fecha tope para formar gobierno. Si ese día ningún candidato obtiene los apoyos suficientes -más síes que noes, a falta de mayoría absoluta-, el Parlamento quedará disuelto y se convocarán, automáticamente, unas elecciones forales que se celebrarían en octubre. Es el argumento que utilizó Alzórriz para desvincular las negociaciones de Navarra de las de Sánchez en Madrid. "Allí no tienen fecha tope, nosotros sí, por lo tanto son cuestiones diferentes", razonó. El siguiente en intervenir fue Koldo Martínez, ayer portavoz de Geroa Bai. Martínez hizo un "resumen positivo" de la reunión, y volvió a decir que "la música" que van oyendo en las negociaciones les gusta, si bien "hay que añadir algunas estrofas", lo que se podría interpretar como que presentarán varias enmiendas al texto base del PSN. ¿Cuáles? No los quiso revelar, porque a su juicio va a haber tiempo para negociar. "Vamos avanzando, si no llegamos a un acuerdo emplearemos los Sanfermines: lo importante es llegar a un acuerdo serio y con bases sólidas. Si es la semana que viene, bienvenido sea; si es en Sanfermines, bienvenido sea; si es en la tercera semana de julio, bienvenido sea", resumió.

El último en intervenir fue Mikel Buil, de Podemos. Fue el más breve, y apenas compareció para asegurar que su partido salió "satisfecho" del encuentro, en la medida en la que ha permitido poner en marcha las mesas sectoriales. "Con la fuerza que tenemos, que es reducida, vemos amplio margen de influencia política a través del trabajo sectorial. La semana que viene avanzaremos en acuerdos y desacuerdos".

detalles

4

de julio. Es la fecha para la que los grupos quieren tener, salido de las mesas sectoriales, un documento lo más avanzado posible que pueda servir como acuerdo del Gobierno.

Siete mesas y una coordinadora. Los grupos empezarán a trabajar, desde el lunes y de manera simultánea, en siete mesas sectoriales: educación, cultura y deporte; igualdad, Navarra social y juventud; salud; política lingüística; empleo, programa económico y fiscal; regeneración, memoria democrática y función pública; y administración local, medio ambiente, sostenibilidad y energía verde. Además, se pone en marcha una mesa general de coordinación que hablará específicamente de autogobierno. Los grupos designarán a sus representantes hoy.

¿Qué pasa con EH Bildu? El PSN tiene que contestar, a diario, por qué pasará con EH Bildu, la fuerza que puede tumbar la investidura de Chivite y sobre la que los socialistas han colocado un cordón sanitario de última hora. Alzórriz dijo ayer que las negociaciones están pensadas a 23, como sin querer entrar al tema, y Martínez que la interlocución con EH Bildu no corresponde a Geroa Bai, sino al PSN.

noticias de noticiasdenavarra