La capitana del ‘Sea Watch 3’ continúa bajo arresto domiciliario

El Ministerio de Interior italiano quiere expulsarla del país por motivos “de seguridad y orden público”

09.02.2020 | 18:09
Carola Rackete detenida por las autoridades italianas.

Italia - La capitana del barco de rescate Sea Watch 3, la alemana Carola Rackete, detenida tras la irrupción sin autorización del barco en el puerto italiano de Lampedusa con 40 náufragos a bordo el pasado viernes, pasó un día más bajo arresto domiciliario a la espera de una decisión judicial. Rackete compareció ayer ante la jueza de instrucción de Agrigento, Alessandra Vella, quien pese a que la Fiscalía pidió su puesta en libertad condicional dictaminó que pasara al menos un día más bajo arresto domiciliario. Tras dos horas y media de interrogatorio, la jueza explicó que decidirá sobre Rackete en la mañana de hoy, informa el diario La Repubblica.

La Fiscalía acusa a Rackete de los delitos de negativa a obedecer a un buque de guerra, resistencia a la autoridad, violencia contra buques de guerra o navegación en zona prohibida y solicitó a la jueza la validación de la detención de Rackete, pero considera que como medida cautelar basta la puesta en libertad con la condición de que se vete su residencia en la provincia de Agrigento y, por tanto, también en Lampedusa. "Pensé que la patrullera se movería. No quería golpearlos", afirmó Rackete ante la juez.

las decisiones en marcha El Ministerio de Interior preparó ya el decreto de expulsión de la alemana por motivos de "orden público y seguridad". "De la Justicia espero sanciones severas para quienes han amenazado las vidas de los soldados italianos y han ignorado repetidamente nuestras leyes", afirmó el ministro de Interior, el ultraderechista Matteo Salvini. "Estamos listos para expulsar a la rica forajida alemana. De los demás países, Alemania y Francia sobre todo, espero silencio y respeto", ha remarcado. Sin embargo, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) exigió ayer la liberación inmediata de la capitana del Sea Watch y urgió al Gobierno a promover en el Consejo Europeo la aprobación de un protocolo de desembarco seguro que garantice que no se devuelven personas a países en el que sus vidas corran peligro.

Por otro lado, el Gobierno holandés mostró su apoyo a las autoridades italianas tras el incidente. Pero, el Gobierno alemán exigió ayer a Italia a esclarecer cuanto antes las acusaciones concretas contra la capitana del barco humanitario, Carola Rackete, y se mostró convencido que no hay otra decisión posible que la liberación de la activista. "Desde nuestro punto de vista, tras el procedimiento legal debido, sólo puede producirse la liberación de Carola Rackete. Eso es lo que le volveré a dejar claro a Italia", declaró en su cuenta de Twitter el ministro de Asuntos Exteriores alemán, Heiko Maas. - Efe

Carola Rackete