Puigdemont desiste de entrar en Estrasburgo por miedo a ser detenido y extraditado

El expresidente, que dio su discurso a través de un vídeo, se quedó en la frontera

09.02.2020 | 18:20

pamplona - Al mismo tiempo que una manifestación de más de 10.000 independentistas recorría las calles de Estrasburgo en protesta a la decisión del Parlamento europeo de no permitir a Carles Puigdemont y Toni Comín ocupar sus escaños, ambos tomaban la decisión de no pisar suelo francés por temor a ser detenidos y extraditados.

La incertidumbre sobre la aparición o no de Puigdemont fue el comentario entre los asistentes llegados desde Catalunya en 80 autobuses, dos vuelos chárter, otros vuelos cercanos a Estrasburgo vehículos privados. El expresidente se desplazó hasta la frontera del país, donde se fotografió con uno de los autobuses llegados desde Lleida, pero sus abogados le recomendaron que no acudiera a la protesta por temor de que fuera detenido. El abogado del expresidente de Catalunya, Gonzalo Boye, llegó de la ciudad alemana para anunciar la noticia a los asistentes e informar que este se dirigiría a los asistentes por vídeo. "No existe garantía de que no haya una medida administrativa y le lleven directamente a territorio español", dijo Boye entre los silbidos de los asistentes.

Comín y Puigdemont estuvieron presentes a través de discursos grabados junto al Puente de Europa que une Kehl y Estrasburgo, a través del Rin, que se proyectaron dos horas después de iniciarse la manifestación. El expresidente de la Generalitat dijo a los manifestantes: "Vosotros sois aquí la prueba de su fracaso, sois la prueba de nuestro éxito". Y añadió que en el Parlamento Europeo están a tiempo de demostrar que esta es la Cámara donde los europeos quieren verse representados: "Sin respeto al voto ciudadano no hay democracia posible. Y eso lo haréis posible vosotros (...) y todos los que en la prisión o en el exilio nos arriesgamos, luchamos, trabajamos y sobre todo no nos rendimos", agregó. Y pidió al Parlamento Europeo "que purgue la deriva de represión y de limitación democrática de la presidencia saliente, y demuestren que esta es la cámara en la que los europeos quieren verse representados ante cualquier tendencia de los Estados". Por su parte, Comín señaló que "España tiene miedo, pero nosotros no".

También intervino por videoconferencia el presidente de la Generalitat, Quim Torra, que pidió al presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, que "respete los derechos del pueblo catalán, porque eso es respetar la democracia en Europa". Oriol Junqueras lo hizo con un escrito leído por el exeurodiputado de ERC Jordi Solé. El político preso pidió a los demócratas europeos que sean conscientes de que en Catalunya "se está librando una batalla por los derechos fundamentales". Por su lado, la diputada y concejala en Barcelona de Junts per Catalunya, Elsa Artadi, manifestó a la periodistas que viajó a la ciudad francesa "para defender la democracia, porque la democracia está rota en Europa si a Puigdemont, Junqueras y Comín no se les permite ser parlamentarios".

También hubo parlamentarios europeos que se solidarizaron con Puigdemont. Entre ellos, Izaskun Bilbao (PNV), Pernando Barrena (Bildu), el nacionalista escocés Christian Allard o los ecologistas franceses Gerard Onesta y Jose Bové. Asimismo, subieron al escenario el europarlamentario irlandés del Sinn Feinn Matt Carthy, la portuguesa del Bloco de Esquerda Marisa Matias, el ex diputado esloveno Ivo Vajgl, y varios nacionalistas flamencos.

apoyo en el parlamento El amarillo ilustró la protesta de eurodiputados afines al movimiento independentista catalán . Varios políticos, entre ellos la numero dos de ERC Diana Riba, mostró al inicio de la sesión constitutiva del Parlamento europeo tres carteles con la imagen del expresidente catalán Carles Puigdemont y de Oriol Junqueras Toni Comín para reivindicar sus derechos como eurodiputados.

El eurodiputado del Sinn Fein Matthew Carthy tomó la palabra y reclamó al presidente saliente de la Eurocámara, Antonio Tajani, que se reconozcan los derechos políticos de los líderes independentistas. "Esta Eurocámara debe estar del lado de la democracia y de los Derechos Humanos y que se pueda escuchar en ella la voz de los catalanes, porque si no se socavará la credibilidad de esta democracia", dijo el eurodiputado del Sinn Fein. "Un Parlamento europeo que se constituye sin tres de sus eurodiputados porque se les ha vetado es un Parlamento sin legitimidad. Hoy más de dos millones de votantes europeos no están representados", se quejó Riba en un tuit desde el pleno. - D.N.

exigencia

Borrell pide cerrar las embajadas de RU, Alemania y Suiza. La Abogacía del Estado presentó ayer un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia Catalunya contra la reapertura de estas delegaciones en Reino Unido, Alemania y Suiza. Esta red de oficinas se puso en marcha durante la etapa de Carles Puigdemont al frente del Ejecutivo autonómico. Aprovechando la aplicación del artículo 155 de la Constitución, el Gobierno de Mariano Rajoy cerró todas excepto la de Bruselas. Quim Torra volvió a abrir algunas de ellas.