convención popular

Casado respalda la apuesta del PP vasco por la foralidad e insiste en su propuesta de una coalición de derechas

Afirma que "la discrepancia no es disidencia" y reconoce que en toda  orquesta puede haber un "solista" al que "se le escapa una nota" 

10.02.2020 | 03:08
El presidente del PP, Pablo Casado (d), su homólogo en el País Vasco, Alfonso Alonso (2d), la secretaria general del PP vasco, Amaya Fernández (2i), y el,presidente del mismo en Gipuzkoa, Borja Sémper (i), durante la clausura este sábado en Vitoria de la
Casado respalda la apuesta del PP vasco por la foralidad

GASTEIZ. El presidente del PP, Pablo Casado, ha destacado que el Partido  Popular de Euskadi es una "referencia" para la democracia, y ha  expresado su apoyo a la foralidad vasca, sobre la que ha recordado  que está reconocida en la Constitución. Además, ha insistido en su  apuesta por conformar una gran coalición de derechas, que considera  especialmente necesaria en aquellos territorios en los que, como  Euskadi, estos partidos carecen de representación en el Congreso.

Casado ha clausurado este sábado la convención del PP vasco  celebrada en Gasteiz, un encuentro que se ha visto marcado por las  polémicas afirmaciones de la portavoz 'popular' en el Congreso de los  Diputados, Cayetana Alvarez de Toledo, quien el pasado jueves  cuestionó la apuesta del PP vasco en favor de la foralidad y los  derechos históricos.

El presidente del PP no ha citado expresamente a Alvarez de  Toledo, que también criticó la supuesta "tibieza" de los 'populares'  vascos respecto al nacionalismo, aunque ha reconocido que incluso en  una "gran orquesta" como el Partido Popular, "a algún solista se le  puede escapar una nota".  En todo caso -y continuando con la  metáfora- ha destacado que en estos casos "siempre hay un piano para  tapar" esa nota.

El líder del Partido Popular ha tratado de apaciguar el malestar  suscitado en el PP vasco por la portavoz en el Congreso de los  Diputados, cuyas afirmaciones han sido criticadas con dureza por  dirigentes como Borja Sémper o Iñaki Oyarzabal.

"TAMBIÉN SOY DEL PP VASCO"
"Yo también soy del PP Vasco. Si no fuera por vosotros, no estaría  en política. Habéis consagrado los mejores años de vuestra vida a  este partido", ha destacado al inicio de su intervención. De esa  forma, ha llegado a asegurar que "el PP no tiene razón de ser sin el  PP vasco", del que ha recordado su contribución a la derrota de ETA.

Tras calificar de "héroes' a los 'populares' vascos y declararse  "amigo" de Alonso, ha señalado que el PP de Euskadi forma parte del  "tuétano" de esta formación en el conjunto del Estado, y que  constituye "una referencia y un ejemplo sin los cuales no tendríamos  una democracia consolidada".

El presidente del PP, que ha advertido de que pese a la derrota de  la banda aún queda "mucho por hacer en materia de deslegitimación del  terrorismo, ha asegurado que no se puede hacer "tabla rasa" en  materia de memoria.

Casado ha lamentado que un partido como EH Bildu, que no ha  condenado el terrorismo de ETA, haya pasado ahora a ser -según ha  dicho-- "socio prioritario" del Partido Socialista de Navarra, algo  que considera "un insulto a las víctimas" del propio PSOE. "Ahora  Otegi se convierte en interlocutor privilegiado... `Claro que tenemos  que seguir escribiendo la derrota del terrorismo!", ha exclamado.

FORALIDAD Y CONSTITUCIÓN
En su intervención, también ha avalado el compromiso del PP de  Euskadi con los derechos históricos de los territorios vascos. La  foralidad, según ha recordado, "es constitucional", porque está  "inserta" en la propia Carta Magna, por lo que es fruto de una  decisión "libre y soberana" de los ciudadanos que la apoyaron. "A mí  me gusta la Constitución entera, no por partes o por capítulos", ha  subrayado.

De hecho, ha asegurado que es el nacionalismo vasco el que no  respalda este "foralismo constitucional", por lo que "no tiene  sentido que se ubique al nacionalismo como a la única fuerza que  defiende los fueros".

El problema, ha indicado, no reside en los derechos históricos y  en los instrumentos que de ellos se derivan, como el Concierto  Económico o el Cupo vasco, sino en el uso que de estas herramientas  hacen los partidos nacionalistas. En este punto, ha destacado que el  Partido Popular "no es nacionalista", sino "todo lo contrario", dado  que defiende al "individuo" frente al "colectivo".

"En este País Vasco no caben esos nacionalismos excluyentes. El  nacionalismo, además de ser injusto, ha fracasado", ha afirmado,  poniendo como ejemplo el proceso soberanista catalán y el 'Plan Ibarretxe'.

"PERSONALIDAD" PROPIA
En su discurso, también se ha referido al objetivo del PP de  Euskadi de emplear esta convención para marcar "perfil propio".  Casado ha afirmado que "claro que el PP vasco tiene personalidad",  como así lo demuestra el hecho de que -según ha recordado- él mismo  se afilió al Partido Popular por su admiración hacia el papel que  desempeñaba esta formación en Euskadi.

En la misma línea, ha indicado que "el sacrificio, coraje y la  valentía" de los 'populares' vascos ha "irradiado" esa "fuerza moral"  a todo el partido, del que ha recordado que, a diferencia de otros,  "no es federal". "Sergio Ramos y Messi también tienen personalidad  propia; y la pueden expresar porque juegan con un equipo", ha  añadido.

"No solo necesitamos que tengáis personalidad, que es la misma que  tiene el partido en todo el territorio nacional. Necesitamos la  influencia del PP vasco", ha manifestado el líder nacional de esta  formación.

"DISCREPANCIA NO ES DISIDENCIA"
Casado, que ha asegurado que es "muy difícil" que alguien pueda  llegar a "llevarse mal" con él, ha explicado que él no ve la  "discrepancia" como una forma de "disidencia". "Yo quiero que dentro  de esta orquesta veamos cómo podemos enriquecernos entre todos", ha  manifestado. "La unidad no es uniformidad", ha añadido.

En ese sentido, ha asegurado que no le parece un "problema" que  haya quien, en el seno del partido, quiera "hablar más de la  Constitución o hablar más de la foralidad", como tampoco le parece  mal que unos sean más o menos "centristas". En todo caso, ha  reconocido que explicar una cuestión como el Concierto Económico de  Euskadi puede presentar "más dificultades" en otras comunidades  autónomas.

COALICIÓN
El presidente del PP también ha aludido a la posibilidad de que se  celebren unas nuevas elecciones por la "irresponsabilidad" del  presidente del Gobierno y aspirante del PSOE a la reelección, Pedro  Sánchez.

En este contexto, y tras reivindicar al PP como un partido  "moderado y de centro", ha reiterado sus emplazamientos a la  conformación de una gran coalición entre los partidos que pertenecen  al espacio político del centro-derecha.

Casado, que ha recordado que el PP vasco ya propuso a Ciudadanos  conformar una coalición en las últimas elecciones municipales y  forales, ha destacado que si en los comicios generales el Partido  Popular hubiera concurrido junto a la formación de Albert Rivera,  habría logrado representación por Alava y Bizkaia, territorios por  los que los 'populares' no lograron diputado alguno en el Congreso.  "Donde es verdaderamente útil la suma es donde Ciudadanos y Vox no  obtuvieron escaño", ha dicho.

Además, ha destacado que es en la cornisa cantábrica y en la zona  del Mediterráneo donde Ciudadanos y Vox tienen una menor  representación, algo que, según ha dicho, se debe a la mayor  presencia de formaciones nacionalistas y regionalistas en estas  zonas.

"O unimos a los que tenemos las mismas ideas para España para  ganar las elecciones o no gobernaremos; y si no gobernamos, no  podremos coser y unir todas esas fracturas históricas, territoriales,  sociales y económicas que vuelve a causar la izquierda", ha  advertido.

En la misma línea, ha asegurado que tiene "claro" quiénes son sus  "adversarios" y quienes son aquellos que "deberían ser nuestros  aliados o, por lo menos unos rivales que comparten el deseo de que el  PSOE, aliado con la extrema izquierda y con los nacionalistas  independentistas, no sigan teniendo la llave de la gobernabilidad de  España".