Más de 112.000 personas han solicitado ya en el INE que no se les envíe propaganda electoral al buzón

Las redes reflejan el cansancio por unas nuevas elecciones, y los servidores del INE están colapsando

10.02.2020 | 03:46
En las redes sociales ya han surgido varias campañas en las que se pide que no se envíe propaganda electoral.

MADRID. El Instituto Nacional de Estadística (INE) tiene ya registradas las peticiones de 112.000 personas que no quieren recibir propaganda electoral, según fuentes del citado instituto consultadas por Europa Press.

La decisión de recibir o no propaganda electoral está cobrando importancia debido a que las elecciones que se celebren el 10 de noviembre serán las cuartas en cuatro años. De hecho, ya han surgido campañas en las redes sociales en las que se pide que no se envíe propaganda electoral, ya que la convocatoria de unas nuevas elecciones cuesta unos 140 millones de euros.

Esta posibilidad de rechazar la propaganda electoral se aplicó ya en las elecciones del pasado 28 de abril y la medida es fruto de la reforma que se llevó a cabo en 2018 de la Ley Electoral General (LOREG). De hecho, el Instituto Nacional de Estadística informó el 7 de marzo pasado de que estaban a disposición de los electores, los formularios para poder aplicar esta medida.

En aquel momento, se dio de plazo a los ciudadanos hasta el 18 de marzo, es decir, hasta el día decimotercero posterior a la convocatoria de las elecciones.

En esta ocasión, aún no se ha informado de la fecha tope hasta la cual se puede realizar esta petición al INE, ya que, aunque se ha certificado que habrá elecciones, las Cortes no quedarán disueltas hasta la publicación en el BOE el día 24 de septiembre.

Pero los electores están realizando ya la petición por internet, en la página web del Instituto Nacional de Estadística, en la siguiente dirección: https://sede.ine.gob.es/ce_exclusion_copias.

La solicitud se puede realizar también en los ayuntamientos, en las oficinas consulares y en las delegaciones provinciales de la Oficina del Censo Electoral (OCE).

Según el INE, este procedimiento permite la cumplimentación vía web de la solicitud de exclusión o inclusión en las copias del censo electoral que se entregan a los representantes de las candidaturas para realizar envíos postales de propaganda electoral.

De esta forma, la petición quedará reflejada en los censos que se entreguen a los partidos políticos en cada una de las convocatorias electorales que se realicen. De hecho, los ciudadanos pueden darse de baja en los envíos electorales para una convocatoria y pedir darse de alta en la siguiente y lo pueden hacer cuantas veces quieran.

LA MECÁNICA Solo es necesario acceder a este enlace, tener un certificado electrónico o el sistema cl@ve (es un proceso que se puede hacer al momento) y completar el formulario para que el buzón no se vuelva a llenar de propaganda electoral.

Desde el INE recomiendan a los que deseen dar este paso que usen el navegador Internet Explorer, aunque la campaña en las redes está haciendo que haya demasiadas solicitudes y los servidores acaban saturando. Si da error habría que tratar de probarlo en otro momento o pasados unos días. Todavía hay tiempo.

El INE permite a los votantes decidir si quieren recibir propaganda en casa

El trámite dura solo unos segundos cuando todo funciona correctamente. Tras completar el formulario ya no llegará ningún folleto político a su domicilio, ni para estas próximas elecciones generales ni para ningunas otras. La baja siempre se puede revertir repitiendo el mismo proceso e indicando que quiere ser "incluido" en el censo.

La repetición electoral anticipada de la XII Legislatura, la más corta de la historia reciente, con 120 días, estaría marcada por unos plazos más cortos que la de las elecciones que la precedieron pero con unos gastos nada desdeñables. En total, el fracaso de los partidos para negociar un Gobierno costará a la ciudadanía entre 184 y 194 millones de euros, entre gastos y subvenciones.