Los cuatro principales partidos de la Cámara foral reparten culpas ante el 10-N

Para la presidenta Chivite, lo deseable hubiera sido tener ya un Gobierno al frente

10.02.2020 | 03:54
Mikel Buil, expresivo, conversa con Adolfo Araiz.

pamplona - Sigue la resaca ante el escenario político que se avecina de cara a una repetición de las elecciones Generales. La presidenta de Navarra, la socialista María Chivite, admitió que lo deseable "hubiera sido tener un gobierno progresista al frente de España con solvencia pero no ha sido posible". Sus palabras no llevan a sorpresa, pues el Gobierno de Navarra, en boca de su portavoz venía insistiendo repetidamente en su deseo de tener un interlocutor fijo en el Estado, pero con el añadido de que resultase estable y comprendiera el autogobierno de Navarra. En esa misma línea de equilibrios y cautelas, Chivite admitió que ahora se tienen que adaptar al "nuevo escenario", reconoció que "es difícil entender que vayamos de nuevo a elecciones", y manifestó que entiende el malestar general de la población. Además pidió que "las fuerzas políticas de la derecha dejen de utilizar a nuestra comunidad en el panorama nacional para ser el arrojo de la derecha contra Pedro Sánchez".

En cambio, para el portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, el diagnóstico es diametralmente distinto, y la repetición de elecciones "es un fracaso de Pedro Sánchez", "incapaz de llegar a acuerdos" con ninguna formación política a excepción de Cantabria. "Vamos a elecciones porque el PSOE y Sánchez quieren, por intereses partidistas, y no pensando en la sociedad", concluyó focalizando la responsabilidad en los socialistas.

Por su parte, la portavoz de Geroa Bai en el Parlamento foral, Uxue Barkos, repartió culpas, y criticó que las fuerzas políticas con potencial de "decidir y definir" tras las elecciones del pasado mes de abril "no han tenido la capacidad, la valentía y el coraje de llegar a acuerdos".

En contraste, Barkos puso en valor los acontecimientos políticos que se han dado en navarra mientras la situación en Moncloa continuaba bloqueada. "La capacidad de tejer acuerdos, de tejer encuentros políticos capaces de dar respuesta a las necesidades de la ciudadanía" que ha fructificado en Navarra, y evitó aventurar con quién concurrirá Geroa Bai a una cita que en los últimos años, en una coyuntura de insistente repetición electoral, no resulta propicia para su formación.

Por lo que respecta a la portavoz de EH Bildu, Bakartxo Ruiz, su análisis tuvo similitudes con el de Barkos. Dijo también Ruiz que la repetición electoral es "responsabilidad compartida entre Podemos y PSOE" y que "pone en evidencia la crisis profunda, estructural, por la que está atravesando el Estado español". En su opinión, es "una irresponsabilidad absoluta dar una nueva oportunidad a la derecha para que pueda conformar una mayoría". Ruiz concretó el reparto de culpas: "no se entiende la actitud de Podemos en términos de interés general si no es por intereses también partidarios y el Partido Socialista es evidente dónde está ante los diferentes retos a los que se va a enfrentar el Estado". Según adelantó, a partir del próximo lunes EH Bildu "pondrá en marcha toda la maquinaria" ante los comicios. A su juicio, los resultados electorales del 10 de noviembre dejarán una fotografía "que puede ir encaminada" a un Gobierno pensado para dar una respuesta de Estado "a lo que va a pasar en Catalunya". "Eso abre un camino de incertidumbre para el Gobierno de Navarra", afirmó. - J.B