el día del partido, en zumaia

Los críticos de Eusko Alkartasuna salen en defensa de los expedientados

Representantes de los dos sectores coinciden en el Alkartasun Eguna en plena crisis interna

10.02.2020 | 04:13
Iker Ruiz de Egino y Carlos Garaikoetxea conversan en el acto de ayer.

donostia - En plena tensión interna en Eusko Alkartasuna por las discrepancias sobre el proceso de primarias y el no reconocimiento de este por parte de un sector de la formación, oficialistas y críticos coincidieron en Zumaia en el Alkartasun Eguna -día del partido- en un clima enrarecido. Aunque hubo algunos gestos en pos de la unidad, como sentar al lehendakari ohia Carlos Garaikoetxea junto al portavoz Iker Ruiz de Egino, que semanas antes había acusado a Garaikoetxea de estar desconectado del día a día del partido; el desencuentro entre ambas partes no tiene visos de cerrarse a corto plazo.

En ese sentido, representantes del sector crítico del partido han iniciado una campaña de "autoinculpaciones" entre la militancia contra los expedientes abiertos por la dirección a los coordinadores de Gipuzkoa, Mikel Goenaga; Araba, Iratxe López de Aberasturi; y Nafarroa, Miren Aranoa; por interponer una denuncia ante la justicia al serles denegado el acceso a los datos de afiliación. Desde el entorno de los expedientados aseguran que "cientos" de afiliados, entre los que se encuentra el propio Carlos Garaikotxea, ya se han sumado a esta campaña mediante la firma de una declaración que califica de "improcedentes" los expedientes que, a su entender, tienen "un claro componente de castigo" ante el "debate interno" que vive la formación socialdemócrata.

En su intervención en el acto político de la jornada, el secretario general de EA en funciones, Joseba Gezuraga, apeló a la "unidad" de su partido para "reforzar el proyecto de Eusko Alkartasuna". El dirigente hizo este emplazamiento de manera previa a las primarias en las que el próximo 25 de octubre la formación elegirá a su nuevo secretario general. Está previsto que la campaña electoral interna, que se iniciará el 14 de octubre, dure diez días, hasta el 24. Una jornada más tarde, el 25 de octubre, tendrán lugar las votaciones con las que la afiliación elegirá a su nuevo líder, que sucederá al dimitido Pello Urizar.

Sin embargo, los críticos de EA, encabezados por los coordinadores de Gipuzkoa, Araba y Nafarroa, no reconocen este proceso de primarias, ya que la Comisión de Garantías de EA suspendió el reglamento de primarias hasta que todos los miembros de la Ejecutiva, de la que forman parte, pudieran tener acceso a la base de datos del partido.

Ante los desencuentros internos, Gezuraga admitió que "también dentro de casa hay mucho trabajo por hacer" en relación a la "recuperación de la confianza" y a "poner en valor" la "historia y valores" de su partido. "Eusko Alkartasuna y la militancia lo merecen. Merece la pena que el trabajo de todos estos años permanezca. Si la unión hace la fuerza, la desunión provoca el efecto contrario. Solo desde la asunción de decisiones democráticamente adoptadas y el respeto a los órganos del partido y a sus atribuciones, podremos llegar, de acuerdo con nuestros estatutos y reglamentos, a una nueva situación", argumentó.

El secretario general en funciones defendió asimismo que "Eusko Alkartasuna es un partido de pactos y de redes para mejorar Euskal Herria y el bienestar de su ciudadanía", al tiempo que recordó los "retos" a los que próximamente deberá hacer frente la sociedad, entre los que citó "la complicada situación económica que se avecina, las elecciones generales y la sentencia contra los líderes del procés". - DEIA