El Gobierno foral "respeta" que la viuda de Beiro, candidata en las listas de Vox, no salude a Chivite

Javier Remírez: "La opinión de María José Rama está condicionada por su postura política"

Rama, que dijo que la presidenta "gobierna con etarras", ocupó el 10º puesto en la lista del partido de Abascal en Siero, Asturias, y participó en su campaña

10.02.2020 | 04:28
La viuda de Beiro, que fue candidata de Vox, envuelta en la bandera de España en el acto en Leitza. Foto: PATXI CASCANTE

PAMPLONA. El vicepresidente primero del Gobierno de Navarra y portavoz, Javier Remírez, ha mostrado su "respeto" a la opinión de la viuda del guardia civil asesinado por ETA Juan Carlos Beiro, quien este martes no saludó a la presidenta María Chivite en el homenaje a su marido en Leitza, una opinión que ha dicho Remírez "está condicionada por su postura política, ya que ha sido candidata en las listas de Vox".

Rama, que dijo que la presidenta "gobierna con etarras", ocupó el décimo puesto en la lista del partido de Abascal en Siero, Asturias, y participó en su campaña

En la rueda de prensa tras la sesión de Gobierno, Remírez ha manifestado así que María José Rama "tiene un condicionamiento ideológico determinado". "Respetamos la pluralidad dentro del colectivo" de víctimas del terrorismo, ha añadido el vicepresidente navarro, quien ha afirmado que "podemos mirar tranquilamente a los ojos a todo el mundo en relación con nuestro compromiso con la paz y la no violencia".

Ha manifestado que "el compromiso de la presidenta y del conjunto del Gobierno con las víctimas del terrorismo y en contra de la violencia es firme y rotundo". "Tenemos las ideas muy claras", ha expuesto, para señalar que respetan "todas las reflexiones" del colectivo de víctimas, "un colectivo plural". "La presidenta y este Gobierno han recibido, tanto en público como en privado, apoyo por parte de muchas víctimas del terrorismo", ha señalado.

Remírez ha incidido en el "compromiso" del Gobierno foral con la paz y la libertad, "contra todas las expresiones de violencia". "Como Gobierno tenemos una posición muy clara que viene reflejada en el acuerdo programático y viene también en las posiciones ideológicas de los partidos que lo sustentan", ha añadido.

Preguntado si el Gobierno interpreta lo ocurrido este martes en Leitza como un "uso político", Javier Remírez ha manifestado que "he descrito un hecho" y "no valoro las posiciones en este caso de las personas". "Insisto en que respetamos profundamente al colectivo de las personas víctimas del terrorismo, que es un colectivo plural y sentimos el aliento y apoyo de muchísimas víctimas de terrorismo", ha señalado.

Según ha continuado, "nuestro deber como Gobierno es preservar la memoria, preservar el colectivo y dejarlo ajeno de intereses partidistas".