Hacienda no gravará los bienes empresariales en el Patrimonio

La consejera avanza rebajas tributarias para rentas medias y bajas, y una fiscalidad “verde”

10.02.2020 | 04:49
La consejera de Economía y Hacienda, Elma Saiz, acompañada por su equipo, ayer en el Parlamento de Navarra.

Pamplona - La consejera de Economía y Hacienda, Elma Saiz, anunció ayer en el Parlamento que su departamento trabaja ya en diversas modificaciones tributarias que acompañarán a la ley de presupuestos del próximo año, y entre las que avanzó "la supresión del gravamen de los patrimonios empresariales afectos a la actividad empresarial que incide en los casos de empresa familiar".

La medida fue aprobada en la reforma fiscal de 2015 dentro de un paquete de medidas que buscaba una tributación más progresiva y equitativa, y al mismo tiempo mejorar los ingresos en un escenario de dificultad para las cuentas públicas. La reforma sin embargo generó duras críticas de ámbitos empresariales porque Navarra era la única comunidad en la que se pagaba por el patrimonio empresarial. La tributación de los bienes relacionados con la actividad empresarial se suavizó un año después, pasando de una deducción del 80% inicial a partir del millón de euros, hasta el 95%. Es decir, ahora se paga por el 5% del patrimonio empresarial a partir del millón de euros. Con la nueva reforma, la exención será del 100%.

La consejera también fijó ayer como objetivo para toda la legislatura "mejorar" en la cuota por mínimos familiares "para las rentas bajas o medias" e "implementar medidas fiscales para avanzar en el horizonte verde con la reducción del impuesto de matriculación y circulación para coches híbridos y eléctricos". También señalo que estudiarán la implantación de un impuesto para bebidas azucaradas envasadas.

De momento, sigue en el aire la tributación de la prestación por maternidad, así como la devolución de las cantidades tributadas en el IRPF entre 2015 y 2018. Saiz señaló que, antes de final de año, "se decidirá por parte del Gobierno de Navarra la solución y tratamiento fiscal para las prestaciones de maternidad y paternidad que tributaron en el IRPF, siempre contando con la mayor seguridad jurídica". La solución en cualquier caso se determinará después de que resuelvan los tribunales las denuncias planteadas, y que han sido analizadas en sede judicial esta semana. - I.F./E.P.

RETOS PARA 2019-2023

Crecimiento del 2,2%. La previsión de crecimiento económico para 2020 es del 2,2% PIB, con un aumento del empleo del 1,6%.

Convenio Económico. Para el Gobierno es "prioritaria" la negociación de la actualización del Convenio entre Navarra y el Estado. Por un lado, se prevé actualizar el texto del Convenio, donde "los cambios son principalmente de alcance tributario y que pretenden una mejor delimitación de las competencias entre ambas administraciones". El segundo objetivo es "acordar la aportación de la liquidación que debe realizar Navarra para el quinquenio 2020-2024".

Nuevas competencias. Saiz señaló en el Parlamento que "si como está previsto se abren cauces de negociación con el Gobierno central para la transferencia de nuevas competencias para Navarra como tráfico, se acometerá el cálculo del impacto que tendrá en la aportación del Convenio Económico que debe hacer Navarra, una menor aportación, y se asumirá la gestión recaudatoria de las sanciones de tráfico".

Protagonismo del CES. Se quiere "impulsar el protagonismo del Consejo Económico y Social".

Patrimonio. Habrá un segundo plan de inmuebles de edificios y locales de uso administrativo. También se pondrá en marcha la reforma del Palacio Marqués de Rozalejo, que albergará la sede del Instituto de la Memoria.

Ley foral de Subvenciones. Saiz expuso ayer que "es necesario abordar una reforma de la ley foral de Subvenciones, que aclare aspectos que vienen siendo conflictivos en la aplicación práctica de la legislación vigente".

Fraude fiscal. La lucha contra el fraude será "una de las banderas" del Gobierno para que "aflore el capital oculto por quienes defrauden". "Estaremos en todo momento atentos", dijo Saiz, para abogar por el "control tributario" y el "uso cada vez más eficiente de las nuevas tecnologías".