Interior inicia el dispositivo para exhumar a Franco

La Abogacía del Estado interviene para agilizar el traslado mientras la familia del dictador hace otro intento para impedirlo Polémica en la Asamblea de Madrid por el discurso guerracivilista de Ayuso

10.02.2020 | 05:40
Vista del Valle de los Caídos, donde está enterrado Francisco Franco.

pamplona - Aunque quedan flecos judiciales por cerrar, el Gobierno ha comenzado a organizar el dispositivo para exhumar a Franco. Interior ha puesto en marcha los preparativos de una operación que el Ejecutivo socialista anunció que sería "discreta" y que puede llevarse a cabo durante la madrugada del 6 al 7 de octubre. Mientras, el Supremo se reunirá la próxima semana para estudiar un obstáculo clave que impide ejecutar el traslado de los restos: la suspensión cautelar que el propio tribunal dictó en junio contra el acuerdo del Gobierno para sacar al dictador del Valle de los Caídos y que aún pesa sobre el resto de recursos todavía no resueltos.

Pese al recién aval del Supremo a la exhumación de los restos de Francisco Franco para llevarlos al cementerio de El Pardo-Mingorrubio, el caso continúa pasando por diversas vicisitudes, entre ellas una petición de aclaración de sentencia por parte de los nietos del dictador, según confirmaron fuentes próximas a la familia. En su sentencia, el tribunal desestimaba de pleno el recurso de los nietos de Franco contra la exhumación de su abuelo, si bien éste no fue el único recurso que se presentó contra los planes del Gobierno de Pedro Sánchez para exhumar al dictador; también recurrieron la comunidad benedictina del Valle, la Fundación Francisco Franco y la Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos. Son recursos que siguen vivos en el tribunal, ya que los jueces esperaron a resolver primero el de los nietos por ser el más complejo.

Por tanto, en ellos todavía pesa la suspensión cautelar de la exhumación que el Supremo acordó hace meses en lo que dictaba sentencia, por lo que el levantamiento de estas medidas cautelares es requisito imprescindible para proceder a sacar a Franco. Consciente de ello, la Abogacía del Estado ha solicitado al Supremo el levantamiento de estas cautelares para los tres recursos que quedan, algo que resolverá la sección cuarta de lo Contencioso del Supremo la próxima semana, según fuentes del alto tribunal. Se trata de un formalismo necesario que, habiendo avalado ya la exhumación, es previsible que sea rápidamente solventado por el tribunal, según las fuentes.

Pero ésta no ha sido la única solicitud de la Abogacía del Estado, que representa al Gobierno. También ha pedido al Supremo una certificación de su sentencia, que podría ser necesaria para remitirla al juez Yusty, titular del juzgado de lo Contencioso 3 de Madrid, que tiene paralizada de manera cautelarísima la licencia de obras para levantar la losa de la tumba de Franco en el Valle. Éste es otro procedimiento totalmente independiente al del Supremo, pero que también supone un escollo a la exhumación del dictador.

Este juez deberá mover ficha próximamente dado que el Supremo dejó claro en su sentencia que para sacar al dictador no se necesita licencia municipal al haber sido acordada por el Gobierno. Una vez reciba la resolución, el juez tiene la intención de estudiarla en profundidad para ver en qué afecta a su procedimiento antes de dar traslado a las partes, según otras fuentes consultadas. El juez les concederá un plazo de 10 días laborables para que respondan y después decidirá.

Paralelamente, la familia Franco ha pedido al Supremo una aclaración de la sentencia con el objetivo de que el tribunal concrete si el Ejecutivo puede exhumar a Franco aun sin el consentimiento del prior del Valle de los Caídos. A su juicio, la autorización del prior es preceptiva, pero quieren que el Supremo se lo aclare, y en el caso de que el consentimiento del prior fuese necesario y éste se niegue, quieren saber qué pasos jurídicos habría que dar. Un asunto que, según apuntan fuentes jurídicas, será fácil y rápidamente solventado por el tribunal.

La presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se preguntó "qué será lo siguiente" que pasará tras la exhumación de Franco: "¿Será lo siguiente La Cruz del Valle, todo el Valle, las parroquias del barrio arderán como en el 36?", planteó en la sesión de control de la Asamblea de Madrid. Ayuso respondió así a la portavoz de Vox, Rocío Monasterio, quien le reprochó su "silencio" frente a la Ley de Memoria Histórica y le acusó de ser "cómplice" del Gobierno de Pedro Sánchez en la exhumación de Franco.

Monasterio defendió que el Ejecutivo de la Comunidad de Madrid presente un recurso de nulidad o subsanación ante el Tribunal Supremo o un requerimiento al Consejo de Ministros por invasión de competencias contra el "sectarismo ideológico" de Sánchez: "Otra cosa es que no lo quieran hacer", lamentó.

Las palabras de Ayuso, duramente criticadas por la izquierda, fueron respaldadas por el vicepresidente madrileño, Ignacio Aguado (Cs), quien lamentó que en campaña electoral "siempre salga el tema de Franco y sus huesos". "Que en el año 36 ardieron iglesias -dijo Aguado- es una certeza, una realidad; y lo que también es una certeza y una realidad es que este Gobierno regional va a hacer todo lo posible para que no vuelvan a arder en 2019 como consecuencia de que haya alguien que quiera imponer su ideología sobre otras".

El Grupo Parlamentario de Más Madrid en la Asamblea madrileña registró dos iniciativas referentes a las declaraciones de la presidenta madrileña. '¿Considera el Gobierno que existe un peligro real e inminente de que ardan parroquias en la Comunidad de Madrid durante 2019?", reza la pregunta. Presentó además una petición de información referente a estudios que se hayan efectuado para prevenir posibles escaladas de incendios en las parroquias madrileñas como consecuencia de la exhumación. - D.N.