Geroa Bai valora que las sentencias avalan la gestión del Gobierno de Barkos

Podemos reclama una reunión del Acuerdo Programático, EH Bildu advierte de efectos laterales e I-E habla de “instrumentalización” de UPN y PSN

10.02.2020 | 07:01

PAMPLONa - Geroa Bai fue ayer una de las formaciones que indirectamente se sintieron más reconocidas por las sentencias por las que se desestiman las reclamaciones de las madres del IRPF. Un asunto con proyección mediática y consiguiente coste político, que venía marcado por la existencia de la ley foral en vigor. Para la formación que en la anterior legislatura lideró el Ejecutivo foral dichas sentencias "avalan de manera contundente la gestión del Gobierno de Barkos y evidencian la grave irresponsabilidad política de UPN y PSN, quienes deliberadamente suprimieron esta prestación para posteriormente pedir su devolución utilizándola como ariete contra en Gobierno de Barkos, el mismo Gobierno que desde el principio trató con respeto desde la verdad, por incómoda que era, a este colectivo".

En esta línea, Geroa Bai considera en una nota que "esta decisión judicial demuestra que el Gobierno de Navarra en todo momento actuó con honestidad cuando aseguraba que no podía devolver estas exenciones". A juicio de Geroa Bai "las sentencias vienen a dar la razón al gabinete de Barkos cuando defendió que una hipotética devolución de estas prestaciones en Navarra podría haber llevado a incurrir en prevaricación".

"TIRÓN DE OREJAS" Geroa Bai considera que "el fallo supone un fuerte tirón de orejas para quienes en 2012 decidieron eliminar voluntaria y deliberadamente la exención a las prestaciones por maternidad en uno de los años más duros de la crisis para las familias, para luego exigir corregir su desaguisado con carácter retroactivo y con soluciones que tal y como ha quedado demostrado ponían gravemente en riesgo la seguridad jurídica". Otro aspecto importante para la coalición liderada por Uxue Barkos es que "reconoce que el principio de igualdad no puede ser entendido como uniformidad en materia financiera". Para Geroa Bai, "UPN, PP y PSN no dudaron en cuestionar el propio régimen foral, nuestra capacidad fiscal propia, por mero interés electoral". "Pretender una homogeneización por norma con el mero argumento de la discriminación implicaría terminar con el régimen foral". Por último, Geroa Bai puso en valor las deducciones fiscales: "Fue precisamente el Gobierno de Barkos el que decidió corregir la diferencia generada entre las madres de Navarra y otros territorios a través de deducciones, con una fórmula mucho más equitativa y progresiva".

El resto de formaciones presentes en aquel cuatripartito también se pronunciaron sobre la materia. Adolfo Araiz, por parte de EH Bildu advirtió, tal y como hizo hace una semana en la Comisión de Régimen Foral, de que, si el Gobierno de Navarra "busca una solución ad hoc para unas determinadas personas, va a tener una fila muy larga en la puerta de Hacienda para que a todas aquellas personas que pierden los pleitos con Hacienda se les busque una solución ad hoc y para sus intereses".

Por su parte, Podemos solicitó una reunión de la comisión de seguimiento de las fuerzas firmantes del acuerdo de programa del Gobierno de Navarra con el fin de valorar la sentencia que desestima la reclamación de las madres que piden la devolución de las retenciones de IRPF en sus permisos de maternidad. Para la parlamentaria de la formación morada, Ainhoa Aznárez, "todos los problemas vienen de la ley que aprobaron UPN, PSN y PP en 2012, en la que retiraron las exenciones a las madres" y ahora Podemos se siente reforzada: "una y otra vez hemos reiterado que con base a esta ley no se iba a poder devolver el dinero, salvo que se cometiera una irregularidad". Aznárez valoró las deducciones como la fórmula más equilibrada: "en la pasada legislatura, desde Podemos impulsamos buscar una solución justa que favoreciera la conciliación de quien más lo necesita basada en deducciones en la que quien menos tiene salga más beneficiada y quien más tenga aporte en proporción a ello, una deducción de hasta un máximo del 25% en función de la renta".

cuestión de "RÉDITOS" También se mostró crítica con el panorama heredado Izquierda-Ezkerra, que reprobó la que considera "actitud irresponsable de UPN y PSN" que "habiendo elaborado una ley foral que impedía la exención de las prestaciones por maternidad, han instrumentalizado a las madres afectadas con el objeto de obtener réditos políticos". Para la coalición de izquierdas, la sentencia "explica que el diferente marco fiscal y tributario de Navarra y del Estado impide la pretendida exención fiscal" e indica que "si el legislador navarro hubiera querido mantener la exención, bastaba con no haber modificado el precepto".

En el resumen de lo acontecido según Izquierda-Ezkerra, "UPN y PSN, con plena voluntad política, quisieron gravar las prestaciones por maternidad; nuestra formación se opuso a ello sin éxito, y esa pretensión fue la que nos ha traído hasta la situación actual". La coalición liderada por Marisa de Simón recuerda que es partidaria del sistema "de deducción en cuota que se aprobó la pasada legislatura con el voto en contra de UPN y PSN". - D.N