Vox exige el estado de excepción en Catalunya

La extrema derecha considera insuficiente aplicar la Ley de Seguridad Nacional y el 155

10.02.2020 | 07:56

pamplona - La secretaria general del grupo de Vox en el Congreso, Macarena Olona, reclamó la declaración del estado de excepción en Catalunya, lo que podría conllevar, entre otras medidas, la suspensión de la televisión pública catalana, porque, en su opinión, ni la Ley de Seguridad Nacional ni el 155 de la Constitución son ya medidas "suficientes".

Olona, en declaraciones a los medios en el Congreso, explicó el escrito que su grupo parlamentario ha presentado ante la Mesa de la Diputación Permanente de la Cámara, a favor de que inicie los trámites pertinentes para la declaración del estado de excepción en Catalunya. En dicho escrito, el partido de extrema derecha afirma que en Catalunya la situación es ya "insostenible" por cuanto se han producido "alteraciones del orden público y constitucional que atentan contra la seguridad, la integridad y la vida de las personas y los bienes". Ante ello, el Gobierno en funciones de Pedro Sánchez, afirma Vox, ha comenzado a dar "pasos tímidos" con del presidente con los líderes del PP, de Cs y de Unidas Podemos: Pablo Casado, Albert Rivera y Pablo Iglesias, respectivamente. El de Vox, Santiago Abascal, no ha sido llamado a esa ronda, lo que Olona explicó con que el partido al que representa en el Congreso "no necesita fotografías".

complicidad Si la Mesa de la Diputación Permanente y el Gobierno de Sánchez no atienden al escrito de Vox, dijo Olona, serán "cómplices" de lo que pase a partir de ahora en Catalunya. La situación se agrava porque, además, el operativo desplegado para reforzar la seguridad en Catalunya deja en "situación de vulnerabilidad" al país para hacer frente a la "amenaza del terrorismo yihadista", por lo que Olona recordó que permanece el nivel 4 de alerta.

Sobre el estado de excepción, que regula el artículo 116 de la Constitución y una ley orgánica de 1981, Olona indicó que desarrolla medidas como la intervención de las comunicaciones, posibles detenciones por diez días a quienes se sospeche pueden provocar alteraciones del orden público o la suspensión de "todo tipo" de emisiones y publicaciones en medios de comunicación. - D.N.