La educación física, desde la escuela a la universidad

campaña defendía la importancia del ejercicio para una vida sana

10.02.2020 | 09:38

pamplona - Avanzado a su tiempo, Marcos Aizpún libró una insistente batalla desde las páginas de El Pueblo Navarro abogando por la necesidad de incorporar la educación física a las horas escolares. En sus artículos había una parte de prevención en cuanto a los beneficios que el ejercicio suponía para la salud y el desarrollo de los chicos; otra dosis racial al enfatizar que "nuestra raza" siempre había sido de hombres fuertes y robustos; y algo de frustración porque en aquel 1920 la representación española en los Juegos Olímpicos de Amberes había ofrecido signos de debilidad y de retraso respecto al resto de países, salvo en el fútbol. Escribe con admiración del buen trabajo que realizaba entonces un país como Finlandia en atletismo.

"Es tan especial nuestra inclinación a los deportes que queremos contribuir a hacerlos enseñanza obligatoria desde las escuelas de párvulos hasta la universidad", proclamaba. Aizpún no se cansa de reclamar la colaboración del Ayuntamiento de Pamplona, a cuyo alcalde critica por prohibir jugar al fútbol en los terrenos de la Media Luna y solicita que rectifique y ceda un terreno a los jóvenes que quieren hacer ejercicios o que avance en el proyecto de un estadio municipal. "Pido al Ayuntamiento que se tome en serio la cultura física de nuestros niños", insiste.

Aizpún entiende la educación física como un concepto de vida: "Que nuestros niños de hoy, sean mañana sanos y fuertes, no por hacer alarde de bíceps (...) sino para que estén capacitados para la lucha diaria y sin cuartel que impone nuestro vivir".

Como la mayoría municipal hacía oídos sordos a sus proclamas, arremetía contra el alcalde por "anteponer al ejercicio físico de los jóvenes, la comodidad de las niñeras" que, al parecer, dejaban sueltos a los pequeños en la Media Luna, allí donde se debería practicar deporte. "Los juegos deportivos -escribe en un artículo- no son risibles ni despreciables, sino algo que imponen todas las naciones que quieren ser fuertes".

Incluso cuando enjuicia los partidos de la Sportiva, critica la poca preparación física de los futbolistas y enfatiza la importancia de realizar entrenamientos.

Su empeño no quedó reducido a los márgenes de una página. Su periódico, El Pueblo Navarro, convocó la Copa Pueblo Navarro de fútbol "respondiendo al interés que el periódico tiene en el desarrollo físico de este país". - Félix Monreal