Esparza: "2019 acaba con Chivite humillada por el nacionalismo vasco"

El portavoz de Navarra Suma cree que por "dignidad" el Ejecutivo "debería decir alto y claro que las negociaciones de transferencias se hacen entre gobiernos"

31.12.2019 | 12:56
Javier Esparza, portavoz de Navarra Suma.

PAMPLONA. El portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, ha considerado "triste" y "lamentable" terminar el año "viendo al Gobierno de Navarra humillado por el nacionalismo vasco y sustituido en sus funciones por el PNV", lo que, según ha dicho, supone una "dejación" del Ejecutivo foral y una "intromisión intolerable" por parte del Partido Nacionalista Vasco.

"Después de lo que vimos ayer, ¿dónde está la presidenta del Gobierno?", se ha preguntado Esparza, quien ha criticado que María Chivite "permita que las decisiones que afectan a Navarra en cuestiones relevantes se tomen en Sabin Etxea". "¿Dónde está la presidenta para plantar cara al PNV? No está, la presidenta está callada y guarda silencio", ha señalado.

Así lo ha manifestado Esparza este martes en una rueda de prensa que ha ofrecido para valorar el acuerdo alcanzado entre PSOE y PNV para la investidura de Sánchez y que incluye que en plazo de seis meses se realizará el traspaso de competencias de Tráfico a la Comunidad foral, "con el mismo contenido y extensión que las realizadas en su momento a la Comunidad Autónoma Vasca".

A juicio del portavoz de NA+, ante este pacto la presidenta del Gobierno de Navarra está manteniendo "una actitud de total y absoluta sumisión" y ha considerado que "queda a las claras que Chivite es una marioneta en manos del PNV". "Chivite preside la Comunidad foral pero no gobierna Navarra ni defiende los intereses de los navarros", ha sostenido.

En este sentido, ha señalado que la pasada legislatura y, en relación con este mismo tema, Chivite declaraba que el PNV "no tenía representación en el Congreso por Navarra y que hacía los recados a Barkos" y se ha preguntado "qué dice ahora" la presidenta navarra tras el acuerdo entre PSOE-PNV.

Para Esparza, "tenemos una presidenta escondida y atada de pies y manos al nacionalismo vasco porque ella lo ha querido" y ha considerado que la líder del PSN está haciendo "dejación de funciones" y, por tanto, "no puede liderar Navarra".

"Hemos visto a una presidenta del Gobierno débil e incapaz de defender los intereses de la comunidad", ha expuesto el líder de NA+, para remarcar que "si Chivite es incapaz de plantar cara al PNV, la sociedad navarra lo hará por ella". "No vamos a permitir que el futuro de Navarra se dicte desde Bilbao", ha incidido.

Ha considerado, además, que "sólo por dignidad el Gobierno de Navarra debería decir alto y claro que las negociaciones relativas a transferencias se hacen entre gobiernos en los órganos competentes", pero ha lamentado que "no se atrevan y no quieran afear al PNV". Y ha criticado que en la Comunidad foral "tengamos una presidenta socialista que hace políticas nacionalistas y que deja campar a sus anchas al nacionalismo vasco".

En esta línea, ha asegurado que la firma del acuerdo entre PSOE y PNV para la investidura de Sánchez es "un paso más en las concesiones del socialismo al nacionalismo" y ha lamentado que, además, "lo hagan sin ningún tipo de pudor".

También ha criticado Esparza que el PNV "negocie cuestiones que afectan a Navarra cuando la propia sociedad navarra en las últimas elecciones generales no le dio ninguna representación" y ha censurado que el PSOE "le esté dando la legitimidad que las urnas y los navarros le quitaron". "No nos representa", ha agregado.

TRÁFICO CON LA GUARDIA CIVIL En cuanto al traspaso de la competencia de tráfico, el portavoz de Navarra Suma ha afirmado que "nosotros queremos la competencia de tráfico", pero que "la gestión del servicio sea prestado de forma conjunta por la Policía Foral y la Guardia Civil". Y ha expresado su "apoyo" al Instituto Armado por "todo el trabajo que ha desarrollado en la Comunidad foral".

Según ha señalado Esparza, la "clave" de este asunto está en la "coletilla" del acuerdo sobre que la transferencia de la competencia "se hará del mismo modo que en la Comunidad Autónoma Vasca" y ha subrayado que en Euskadi la Guardia Civil "no presta el servicio de tráfico, lo presta única y exclusivamente la Ertzaintza".

En su opinión, al PNV "no le importa la transferencia de la competencia de tráfico y que venga a Navarra o no, lo que le importa y lo que quiere es que la Guardia Civil salga de Navarra". "Eso es lo que ha aceptado el PSOE", ha censurado, para remarcar que mientras que el PNV "lleva 110 años entrometiéndose en Navarra, la Guardia Civil lleva 175 años trabajando por la libertad y la democracia en esta tierra".