Abascal exhibe el ideario de Vox y plantea una involución democrática en el Estado

El partido ultraderechista cuestiona las políticas de igualdad y de inmigración

05.01.2020 | 06:18

Madrid - El resultado de las elecciones ha dejado a Vox como tercera fuerza parlamentaria con 52 escaños. Suficientes para dar notoriedad a su discurso y arrastrar al PP hacia posiciones hasta hace poco inéditas en el Congreso. Santiago Abascal fue así el tercero en intervenir, solo después del candidato a la presidencia y de quien aspira a ser la alternativa. Y lo hizo un discurso reaccionario en lo social y amenazante con todas aquellas fuerzas que se escapan de la órbita de la derecha. "Quim Torra debe ser detenido. La Generalidad está en total y absoluta rebeldía", proclamó desde la tribuna, motivando que los diputados de Junts per Catalunya y la CUP abandonaran el hemiciclo. Fue la carta de presentación de un discurso que derivó en un cruce de reproches entre Abascal y el propio Sánchez, que trató de rebatir con datos y argumentos algunas de las afirmaciones del líder de Vox.

Durante su intervención, Abascal criticó las medidas que recoge el acuerdo de Gobierno entre PSOE y Unidas Podemos en materia de "eso que llaman género" y que incluye una "ley fracasada" como la de violencia machista que "acaba con la igualdad ante la ley" entre mujeres y hombres porque "es abiertamente anticonstitucional".

El presidente de Vox también se refirió a las medidas denominadas como "fiscalidad de género" con las que socialistas y morados hablan de una fiscalidad favorable a las mujeres. "Es divertido, porque el género es una percepción personal que el Estado tiene que reconocer, según sus propias leyes y que no tiene nada que ver con el género de nacimiento", declaró el diputado, para indicar que, teniendo en cuenta esto, "cuántos españoles no se van a sentir mujer al hacer la declaración de la renta".

Para Abascal, el país que llega con el Gobierno de coalición es una "maquinaria liberticida", no sólo en materia de género, sino también en materia educativa, porque pretende "liquidar la libertad de educación" y "apoyar contenidos para niños que, hasta hace poco, habrían sido considerados corrupción de menores". Algo que dijo, ya ocurre en otras comunidades, en referencia a Navarra. Abascal también cuestionó la política migratoria, y reclamó un Gobierno que "proteja las fronteras" y no permita la entrada de "ilegales" en España. A su juicio, las políticas existentes no pueden acabar con las mafias que están "pendientes de las ONG financiadas" por el Ejecutivo.

REspuesta de Sánchez En su réplica, Sánchez rebatió varias de las "falsedades" y "contraverdades" de Vox y subrayó que el "verdadero peligro" de la ultraderecha es que sus ideas influyan "a través del PP". Por ello, explicó, dedicó buena parte de su tiempo a rebatir con cifras y estadísticas oficiales sus afirmaciones sobre violencia de género o inmigración. - D.N./Agencias